martes, 4 de noviembre de 2014

SOLO PODEMOS Y LOS MOVIMIENTOS SOCIALES PUEDEN SACAR AL PAÍS DE ESTE MARASMO

Jaime Richart

Cuando los líderes de los dos partidos principales responden a las propuestas de Podemos sacan a relucir la bicha de no sé cuántas cosas y las cartillas de racionamiento. El futuro no va a ser así. Pero aunque así fuese ¿no ven, los muy necios, que son millones los españoles que preferirían una cartilla de racionamiento a mendigar alimentos de las organizaciones de caridad y filantrópicas? A fin de cuentas la cartilla de racionamiento plasma el derecho a vivir y a ser socorrido por el Estado, mientras que la filantropía depende de la generosidad de los demás.
 Y repiten esos voceros hasta la saciedad que con Podemos estaremos peor... Otra vez la necedad: ¿peor de lo que ya estamos y están esos tantos millones de ciudadanos y ciudadanas? Ellos -esos presuntuosos cuando no delincuentes todavía por descubrir policial y judicialmente- dicen que van a solucionar la corrupción con no se sabe cuántas medidas y leyes después de habernos arruinado. Como si fueran las leyes y no su modo de aplicar las existentes lo que ha dado lugar al expolio, al saqueo y al despilfarro.
Suponen que ignoramos -porque calculan nuestra inteligencia por la roma suya- que la codicia y la prepotencia con la que vienen gobernando durante estos 35 últimos años no se curan de repente. No hay más que ver la manera arrogante de hablar creyéndose todavía con derecho a manejarnos. Ni siquiera nos ruegan: nos exigen que sigamos creyendo en ellos; no expresan sus propósitos noblemente, sino que atacan con libelos a quienes, como Podemos, se incorporan a la palestra ofreciendo soluciones. Y todo después de habernos demostrado con hartura que son unos miserables, unos corruptos y unos incompetentes.

Se quejan de los medios, o les reprochan, dar cobertura a Podemos. Lo que evidencia otra más de sus muchas muestras de desfachatez y de soberbia impenitente. Ellos han tenido toda la cobertura durante 35 años y por ello mismo han llevado a la catástrofe a casi medio país, mientras buena parte del otro medio se enriquecía y se enriquece con acciones y políticas de inequívoca depredación.

Celebre el país entero la llegada de Podemos y de todos los movimientos sociales, porque sólo ellos reúnen las condiciones precisas para sacar al país de este marasmo. Aunque la realización de sus propósitos se quedara en la mitad de la mitad, sería más que suficiente para levantarlo. Los que ya están, una vez más, son lobos disfrazados de corderos que se ofrecen para apacentar a las ovejas.


                         DdA, XI/2835