viernes, 17 de octubre de 2014

VENEZUELA INGRESA EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD Y USA LO CRITICA

 
Félix Población

La Asamblea General de la ONU aprobó el ingreso de Venezuela en el Consejo de Seguridad en sustitución de Argentina, que abandona el órgano a fin de este año. La postulación, que surgió del consenso del grupo de países latinoamericanos, recibió 181 votos sobre 193 presentes., un resultado bastante significativo. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó poco después que la designación de su país “representa un paso más hacia la aspiración por la transformación de la ONU, para que profundice su misión de estar al servicio de la igualdad y la justicia en el planeta”.

En tanto, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, criticó la decisión y advirtió que su país “seguirá exigiendo al gobierno de Venezuela que respete las libertades fundamentales y los derechos humanos universales de su población”. “Lamentablemente, la conducta de Venezuela en la ONU ha ido en contra del espíritu de la Carta de la ONU y sus violaciones de los derechos humanos en su territorio están en conflicto con la letra de la Carta”, sostuvo Power.

Esto lo dijo la embajadora estadounidense después de que fuera asesinado a primeros de este mes un joven diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) por un agente paramilitar colombiano y después también de que el presidente de aquella república advirtiera que piensa aportar pruebas, al gobierno de Estados Unidos, de la vinculación de grupos terroristas de Miami con los que han operado en Venezuela para cometer ese asesinato. 

Me preguntó qué hubieran dicho o hecho Power y su gobierno si, en lugar de haber ocurrido en México, la desaparición de 43 estudiantes tiroteados por policías municipales y sicariosdel narcotráfico hubiese sucedido en Venezuela o cualesquiera de los diversos gobiernos democráticos non gratos para USA que existen en América Latina. ¿Qué libertades y derechos humanos puede defender un gobierno con tamaño extravío en sus puntos de vista? ¿No está suficientemente colmada la historia de Estados Unidos en el apoyo a regímenes que cometieron auténticas tropelías contra esas libertades y derechos?


                              DdA, XI/2817