lunes, 27 de octubre de 2014

MIENTRAS ES DETENIDO FRANCISCO GRANADOS, AGUIRRE SIGUE DE CAZATALENTOS DIRECTIVOS

Lazarillo

Barájense los datos a cuenta de la noticia del día: agentes de la Guardia Civil han detenido al ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, en una operación contra la corrupción, por «hacer favores políticos a cambio de dinero», según fuentes de la investigación. La operación la dirigen la Fiscalía Anticorrupción y el juzgado de instrucción número seis de la Audiencia Nacional, en manos del magistrado Eloy Velasco. Granados, como se sabe, fue el hombre fuerte o segundo de Esperanza Aguirre durante la presidencia de la exlideresa en la Comunidad de Madrid.
La investigación apunta a una "trama municipal y autonómica" en varios puntos de España con la participación de alcaldes, funcionarios, constructoras y empresas de servicios energéticos. El presidente de la Diputación León, sucesor de la asesinada Isabel Carrasco al frente de la misma, se encuentra entre los implicados en la llamada Operación Púnica (las púnicas fueron unas guerras que enfrentaron en a Roma y Cartago). Hasta ahora, se ha detenido a 51 personas en varias ciudades: Madrid, Valencia, León y Murcia.
La expresidenta de la Comunidad de Madrid y todavía líder del PP madrileño, Esperanza Aguirre, fue fichada en cuanto cesó como presidenta del gobierno regional como asesora de la empresa catalana Seeliger y Conde, cazatalentos especializada en la búsqueda de directivos. Esa noticia se hizo pública pública el mismo día (14 de enero de 2013) en que se supo que la Comunidad de Madrid autorizó la operación por la que la empresa que fichó a Juan José Güemes, quien fue consejero de Sanidad de uno de los gobiernos de Aguirre, se hizo con los análisis clínicos que el mismo privatizó. Barájense los datos y los talentos.

PS.- Emilio Silva pone la coda caústica a esta información: "En momentos tan difíciles quiero pediros toda vuestra solidaridad para Esperanza Aguirre y José María Aznar porque han tenido que sufrir lo impensable rodeados de tantos malvados corruptos".

                 DdA, XI/2826