martes, 23 de septiembre de 2014

PRIMERA DERROTA DE PEDRO SÁNCHEZ AL NO DEBATIR CON PABLO IGLESIAS

Félix Población

No se lo ha pensado mucho el equipo de comunicación del secretario general del PSOE. No habrá cara a cara con el líder de Podemos. Según leo en Eldiario.es, en Ferraz no quieren ni oír hablar del tema. Se niegan, además, a hacer declaraciones y solo se limiten a la manida excusa de que Pedro Sánchez Pérez-Castejón tiene otras prioridades. No solo se ha rechazado la propuesta de debate en La sexta noche, el programa de La Sexta donde Pablo Iglesias planteó el cara a cara, sino las que formularon Jordi Évole para Salvados y Carne Cruda para Eldiario.es. 

La nueva dirección socialista no está dispuesta, al parecer, a que la agenda política la marque el eurodiputado de Podemos. "La agenda de Iglesias no es la misma que la del secretario general del PSOE", señalan fuentes de Ferraz, que insisten en que Sánchez está centrado en hacer "oposición ciudadana" al Gobierno del PP, algo que no concuerda con la reieradas declaraciones de Sánchez en contra del nuevo partido político. 

Como es sabido, el nuevo secretario general del PSOE ha llegado incluso a intervenir por decisión propio en un conocido programa de Tele 5 especializado en el cotilleo de famosuelos, para apartar a su presentador de la tentación de no votar al PSOE -tal como éste anunció durante la emisión-  y si hacerlo a un partido más a la izquierda, pues lamentaba que el alcalde solicialista de Tordesilla apoyara la barbarie del Toro de la Vega.

Si la agenda y las prioridades de Sánchez Pérez-Castejón, a las que se refieren en la sede de su partido, consisten en intervenir en este tipo de programas y eludir el debate en profundidad con uno de los representantes del partido que ahora mismo tiene más fundadas expectativas de promover una nueva etapa de cambio en la historia de este país, mucho me temo que Pedro Sánchez acaba de cosechar su primera derrota: la que deja en evidencia el miedo a salir malparado del dialéctivo envite.



                                  DdA, XI/2797