domingo, 28 de septiembre de 2014

ABRAZO DE HORIZONTES EN LA PAZ ENTRE GARCÍA LINERA Y PABLO IGLESIAS


Lazarillo 

 “Es muy emocionante estar aquí por varios motivos”, afirmó Pablo Iglesias, líder de “Podemos”, durante su estancia en La Paz, donde participó en el foro “Alternativas políticas para la crisis global” junto al vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera. “Bolivia es un ejemplo de que se pueden hacer políticas económicas para incentivar la demanda interna, que las nacionalizaciones han sido exitosas, que el control político de los recursos estratégicos funciona para mejorar el nivel de vida de la gente; que en tan solo nueve años de gobierno, lo bolivianos viven muchísimo mejor que antes y que eso se prueba cada vez que van a votar”, afirmó  Iglesias. 
“Nosotros sabemos hacer una campaña -afirmó-, sabemos ganar unas elecciones, pero estamos aquí para aprender qué significa el cambio político cuando ya no es, solamente, reflexión intelectual desde las universidades o cuando ya no es solamente la disputa de la política en el terreno electoral, sino cuando eso significa ser gobierno y enfrentarse a todas las contradicciones y a todas las dificultades que marcan la diferencia entre un revolucionario que asume que puede hacer reformar políticas y un incapaz”, complementó Iglesias. 
Además, afirmó el líder de Podemos que un “comunista es un comunista por lo que consigue y no por la bandera que dice defender, en alusión a que “Podemos” tuvo que enfrentarse a  partidos de izquierda en España que no entendieron que debían darse cambios significativos para la población. Añadió que en Europa existe una izquierda conservadora, cansada y obsoleta, que ya no puede llegar a distinguirse de la derecha, por lo que perdió espacios de existencia: “Hablar de corrupción, de la casta, señalar a los enemigos del pueblo, colocarlos en un discurso perfecto para la campaña electoral ayuda, pero en política no se gana por tener el mejor discurso, ni siquiera por tener más votos; en política se gana por tener más poder y eso tiene que ver con la capacidad de plantearnos de ser gobierno”. 
Por su parte, el vicepresidente boliviano García Linea afirmó que “solo queda celebrar la existencia de ustedes aquí y allá”, donde se presentan como una gran alternativa para el surgimiento de nuevas ideas en un continente europeo “cansado y agotado”, añadió. “Existía una izquierda que defraudó y frustró a la gente, y si bien había una izquierda alternativa era acomplejada” porque trataba de explicar el porqué de las derrotas de la izquierda representadas por las caídas de la URSS y del muro de Berlín, enfatizó. García Linera indicó: “Ustedes son una izquierda muy nueva, no solo por la juventud, sino por la ausencia de complejos. Nadie se inventa nada, hay que lograr que la gente se reconozca en lo que creó, así se tiene un sector empoderado que no delega el poder a un grupo sino que lo asume por la fuerza de la construcción del poder mismo”, señaló. 
Posteriormente, el mandatario boliviano exhortó a  Iglesias a seguir adelante y le recordó que no existe un recetario ni una historia lineal, “lo importante es este compromiso de construir modelos alternativos de organización y de movilización de una nueva Europa, porque la necesitamos”. “En América Latina ya llevamos diez años y no encontramos  correlato, y si no existe, puede venir una oleada conservadora en el continente y sería terrible. Les necesitamos y ustedes lo harán mejor, lo avanzado está en riesgo, se ha abierto un espacio de oportunidad, de nuevas creencias y es tiempo de consolidar estas creencias. Sean audaces, no pierdan la perspectiva internacional, hay que derrotar planetariamente al capitalismo”, recomendó García Linera. “Puede ser que ganemos o puede ser que perdamos, en todo caso, vale la pena vivir, pelear y morir para intentar ganar para que el mundo sea distinto”, concluyó. 


                              DdA, XI/2799