sábado, 25 de agosto de 2018

DISIDENCIA EN EL PP POR LA EXHUMACIÓN DE LOS RESTOS DE FRANCO


Félix Población

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, José Antonio de Santiago-Juárez, pidió recientemente, en relación a la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos, “que por favor le saquen ya” para que “a partir de ahí el Gobierno hable de los problemas de los vivos, que son más importantes”. 

Como don José Antonio es militante de larga trayectoria en el Partido Popular y ocupa un alto cargo institucional en un gobierno autónomico, tiene una especial relevancia su opinión por la disidencia que sobre este punto comporta en relación con la expresada por el actual y no se si estable líder recental de su partido, Pablo Casado. Mientras el primero pide que se haga con celeridad esa exhumación y se acabe de una vez con esa rémora, que ya huele, don Pablo sigue dale que dale con lo innecesario de reabrir heridas a cuenta de tal proceder.

Todos lo demócratas de cualquier ideario consideran que la mayor herida y el mayor baldón para el vigente régimen es haber mantendo durante cuarenta años ese mausoleo donde fue enterrado con todos los honores el general Francisco Franco. Quienes se resisten a que se acabe con ese baldón no deberían ser conceptuados como demócratas porque mantienen con su postura un monumento que glorifica al dictador.

Esta es la herida por la que supura el actual líder de ese partido y quienes desde el mismo apoyan su postura, que no es la de José Antonio de Santiago Juárez ni la de muchos otros militantes, obligados a callar por razones de estretegia electoralista, unas razones que si siempre han pesado en el Partido Popular para captar el voto de los nostálgicos del viejo régimen, ahora se han renovado a la vista de la rampante ultraderecha europea.

DdA, XIV/3935

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario