domingo, 10 de enero de 2016

"CAPITALISMO CANALLA", OTRO LÚCIDO ENSAYO DE CÉSAR RENDUELES

Lazarillo
 
César Rendueles, profesor de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, acaba de publicar un nuevo libro que, como el anterior (Sociofobia), debe ser leído con la atención y concentración que merece. Se trata de "Capitalismo canalla" (Ed. Seix Barral), una historia personal del capitalismo a través algunos textos literarios muy heterogéneos. El autor, según sus palabras, ha intentado trazar un crónica ficticia de los dilemas políticos de nuestro tiempo mediante novelas, poesías y obras de teatro. Una vez más, este Lazarillo -lector estos días del libro- recurre a la entrevista que con César Rendueles sostuvo el periodista de Asturias 24 Pablo Batalla Cueto y que hoy aparece publicada en ese periódico: "La izquierda debe ser revolucionaria en lo económico y conservadora en lo antropológico", sostiene César Rendueles, hijo del psiquiatra Guillermo Rendueles, al que Pablo también entrevistó hace días. «En un sistema alternativo seguramente algunos megarricos deberían prescindir de sus yates con asientos tapizados en piel de pene de ballena, tal vez la clase media japonesa se vería obligada a aceptar que una vida sin inodoros domóticos es digna de tal nombre y los estadounidenses podrían tener que asumir que los carriles bici no son un anticipo de la llegada del Anticristo. Pero, por otro lado, en torno a mil millones de personas podrían dejar de pasar hambre y un número similar podría aprender a leer y escribir», piensa y escribe César Rendueles en Capitalismo canalla, un espléndido ensayo en el que sobrevuela la historia del capitalismo a través de la de la literatura para desnudar un sistema que no fue una evolución pacífica e inevitable de los modos de producción anteriores, sino una opción entre otras impuesta de manera extremadamente violenta, y no está, como creía Marx, embarazado de socialismo. Rendueles, que nació en Gerona en 1975 pero es tan de Gijón como su padre Guillermo, vuelve a encender así la linterna que estrenó en 2013 con Sociofobia y con la que aspira a arrojar luz sobre las frondosidades de la jungla semiótica que habitamos: un mundo hecho pedazos que premia la fragmentación y castiga las narraciones continuas y coherentes. También a repensar un socialismo que, en su muy autorizada opinión, debe ser revolucionario en lo económico y reformista en lo institucional, pero conservador en lo antropológico. El alma del hombre nunca fue plastilina moldeable a voluntad, explica este doctor en filosofía que también cuenta, entre su producción bibliográfica, con una hercúlea antología de El capital. «La razón en marcha ya no atruena, como dice el verso de La Internacional: es una suave y trivial música ambiental que fluye a través de los auriculares de nuestros iPods», escribe en otra página de Capitalismo canalla.

+@La entrevista AQUÍ (Asturias 24).

DdA, XII/3180  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario