viernes, 18 de diciembre de 2015

EL PUÑETAZO A RAJOY EN TRES PORTADAS Y EDITORIALES

 La prensa de derechas culpa a Podemos del zurdazo del matón pontevedrés a Rajoy
                            Tanto El País como ABC publicaron la foto de la derecha del rostro de Rajoy. La foto de    la izquierda es la original, sin fotoshop,  de la que es autora Mónica Patxot (Pontevedra Viva)

Lazarillo

Creo que una democracia bien consolidada calificaría el lamentable episodio del puñetazo al presidente del Gobierno como incidente anecdótico. Hacer de tal hecho motivo de portadas sensacionalistas y tendenciosas, así como de editoriales y artículos de opinión totalmente debocados y desquiciados de sectarismo, denota una deleznable profesionalidad y un servilismo partidista bochornosos. Es lo que ocurrió ayer en tres diarios de difusión nacional. 

El Mundo se distingue titulando en portada: "Un joven de extrema izquierda agrede a Rajoy en plena calle". Y una vez presentado como rojo-radical, el segundo subtítulo aclara: "El joven, que se declara galleguista, antifascista y ultra del Pontevedra, fue expulsado de varios colegios y ha necesitado tratamiento psiquiátrico". Ya en las páginas interiores, el editorial lleva por título uno a todas luces desmesurado: Una agresión que evidencia la cultura del cainismo. En el mismo se denuncia la larga tradición del uso de la fuerza en España para dirimir contiendas políticas y emprender acciones violentas para protestar contra el sistema o resolver imaginarios agravios, especificando como únicos al parecer en ese tipo de actividad a "los movimientos independentistas radicales, grupos de extrema izquierda y colectivos antisistema". El artículo concluye con estas líneas, alusivas nada menos que a los pasajes más negros de nuestra historia y cuya proporcionalidad con el puñetazo nos parece de todo punto excesiva, por fomentar el estigma del miedo: "La violencia es repugnante, saca lo peor de cada ser humano y debe ser desterrada para siempre en la política. Si no entendemos esto, estamos condenados a revivir un pasado que creíamos superado para siempre".

En la portada del diario ABC podemos advertir un subtítulo en el que se contrapone la moderación de don Mariano con el extremismo, entendiendo por éste el de la extrema izquierda -tal como se dice en el editorial de este periódico-, "encargada de generar un estado de opinión marcado por la violencia y la radicalidad sin matices". El artículo atribuye a toda la oposición el haber instrumentalizado desde el primer día de Rajoy en la Moncloa "la dura situación de millones de españoles en beneficio propio, con tácticas populistas y discursos incendiarios". Olvida el editorialista aquella airada y vergonzosa legislatura de oposición protagonizada por el PP durante el primer gobierno de Zapatero, al que don Mariano acusó en un debate de agredir a las víctimas del terrorismo.

En esa línea de desmadre propagandístico no podía faltar el diario La Razón. El titular recuerda cualquiera de los que se dieron en el pasado con la nefasta actividad terrorista: Atentado al PP. A la hora de buscar culpables, el editorialista de Marhuenda los encuentra en quienes fomentan el odio a ese partido:  "Rajoy es víctima de un acto cobarde impulsado por el sectarismo y el odio que, por más que traten de negarlo, viene sembrando desde hace cuatro años esa izquierda radical que se considera nueva y que no es otra cosa que el marxismo que creíamos desenmascarado, al menos, desde la caída del Muro de Berlín". Es evidente hacia qué partido se dirige la crítica. Por si no quedara claro, el editorialista añade: "Tras la agresión, nos felicitamos de que el candidato de Podemos, Iglesias, que no hace mucho azuzaba la crispación social, rechazase sin ningún género de dudas la agresión..."

Ninguno de los diarios citados publicó ese día que el agresor de don Marino -aparte de posibles afecciones en su comportamiento psíquico-  tiene vínculos familiares con la esposa del presidente del Gobierno, según fuentes del Partido Popular, y que la familia del adolescente detenido es muy conocida en Pontevedra. Se trata de una familia acomodada que envió a su hijo a dos colegios privados diferentes, pero actualmente estudia en un instituto público de la ciudad, el Sánchez Cantón, el mismo en el que estudió Mariano Rajoy y en el que el PP celebró el mitin central de la actual campaña electoral en Pontevedra.

Estos últimos datos se dieron a conocer en informaciones publicadas a lo largo de la jornada de ayer y no parecieron pesar en el ánimo de la periodista Isabel Durán, que comunicó a través de su programa de televisión que, aunque pensaba  votar a Ciudadanos, el puñetazo del extremista la hizo recapacitar y votará al PP. Era de lo que se trataba con toda esa propaganda infecta difundida por los tres periódicos citados. Votos a toda costa para un partido corrupto hasta las cachas.



 


DdA, XII/3160

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario