miércoles, 24 de junio de 2015

CHAPA Y POTE

Foto de Azote Político.
Lazarillo

Se llaman Chapa y Pote, tienen un par de meses quizá, pero en tan corta vida han podido conocer los instintos subanimales más abyectos, aquellos para los que resulta difícil imaginar el más pertinente castigo. ¿Qué haría el discreto lector, por poco amante que sea de los perros, si se encontrara con los inmundos ejecutores de la inmersión en alquitrán de tres tiernos cachorros caninos? Si así fuera, dominar su indignación y su rabia, y llamar al 062 y ponerlo en conocimiento del Seprona, que busca al autor o autores de semejante atrocidad, ocurrida en Cartagena hace unos días. Chapa y Pote han logrado sobrevivir, gracias a la atención veterinaria y a que fueron encontrados antes de que se ahogaran en el alquitrán, pero un tercer cachorro no tuvo esa misma suerte. Los dos han sido ya adoptados y seguro que darán grata compañía a sus dueños. Malditos sean quienes dejaron tan cruel testimonio de su barbarie.

DdA, XII/3008

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario