miércoles, 17 de octubre de 2018

JUAN COTINO DA ÉTICA Y EL OBISPO DE ASTORGA SE RESPONSABILIZA DE LA COMISIÓN ANTIPEDERASTIA

Félix Población

Todos nos acordamos de Cotino, aquel indiferente caballero al que sigió Évole micrófono en mano sin que lograra de él una sola palabra acerca de sus presuntos delitos por malversación de caudales públicos, fraude en la Administración Pública, cohecho pasivo y prevaricación continuada, y de los en unos meses habrá de responder ante los tribunales junto a los cabecillas de la trama Gürtel.
 
Pues bien, en el país donde surgió el esperpento, seguimos empeñados en su reestreno permanente, como si fuera parte de la marca/tara España: Juan Cotino, ex director del Cuerpo Nacional de Policía con Aznar el de las Azores, que se sentará en el banquillo de los acusados por delitos de corrupción en el capítulo de la citada trama correspondiente a la visita a Valencia del papa emérito Benedicto XIII, ha intervenido en la presentación del libro o Ética policial y ciudadanía, que se ha celebrado en la sede de los servicios centrales que el Cuerpo tiene en el madrileño barrio de Canillas, según han explicado a eldiario.es fuentes policiales.
Es de lamentar que el citado periódico no aporte como testimonio más que la correspondiente fotografía y nos perdamos la cualificada profundidad en la materia que habrá lucido don Juan.

Añadible a lo anterior -esperpento adelante- es que el obispo Menéndez Fernández, que lo es de Astorga, vaya a ser el responsable de la comisión antipederastia creada por la católica iglesia de España. Se trata del mismo prelado que no expulsó, y según la víctima encubrió, al sacerdote José Manuel Ramos Gordón, protagonista del primer episodio de pederastia reabierto en España, juzgado y castigado por el Vaticano con la reclusión del delicuente en un convento.

EL ROTO DE HOY
La iglesia ve inevitable el enterramiento de Franco en La Almudena y se prepara para evitar cánticos y enseñas fascistas en el interior. Léase Eldiario.es 

DdA, XV/3984