viernes, 26 de octubre de 2018

EL PERDÓN DE RATO POR SUS "ERRORES"


Félix Población

Nos recuerda hoy Luis Ordoñez en el diario La Voz de Asturias (El palo de la astilla de Rodrigo Rato) los antecedentes familiares de presidio que por parecidas razones a las que han llevado al expresidente del gobierno Rodrigo Rato a la cárcel de Soto del Real, inauguraron su padre y su hermano mayor, ambos de nombre Ramón, en la dictadura. Meses antes, el diario de ABC había reseñado en sus aureoladas crónicas de sociedad la presencia como padrino de Ramón de Rato y Rodríguez San Pedro en el enlace de su hija María de los Ángeles de Rato y Figaredo con Emilio García-Botín y Noreña. No parece cierto, por lo tanto -como se dice en Wikipedia- que la detención se produjera durante el enlace, algo que hubiera merecido una peli de Berlanga.

Ramón Rato había comprado el 80 por ciento del Banco de Siero, al que renombró como Banco del Norte, y había fundado el Banco Murciano y los de Siero en Ginebra y Amberes. También, la que sería a la postre red de emisoras de radio Rato. En 1967 concedió un crédito de casi cinco millones de pesetas a Nicolás Franco, con el que tendría problemas, y quince días después se le embargó el banco y entró en prisión con su hijo mayor por evasión de capitales. Para más información, léase la primera parte del libro de Ramón Tijeras publicado por Plaza y Janés  Los Rato.

El ingreso en la cárcel de padre e hijo mayor se produjo en 1967 y comportó asimismo una importante sanción económica de 175 millones de pesetas. Los dos  permanecieron entre rejas hasta 1971 en que fueron indultados con motivo del trigésimo quinto aniversario del nombramiento del dictador como jefe del Estado. 

Yo no se si don Rodrigo ayer, antes de entrar en la cárcel y pedir perdón "a la sociedad por sus errores", pensó en los "errores" que acumula su apellido con el viejo y nuevo régimen, y si al calificar así sus delitos de robo en lo que estaba pensando era en el error de no haberlos cometido sin que le pillaran. Este señor de los "errores" ha sido vicepresidente del gobierno con Aznar, presidente del Fondo Monetario Internacional y Presidente de Bankia, y faltó un pelo para que hubiera sido presidente del gobierno.

Yo no se si a sus hijos y a sus nietos les habrá pedido también perdón por sus "errores", pero si ha sido así quizá se deba a que también el abuelo Ramón pidió perdón por los suyos, de modo que entre "error y error" las rentas vayan sumando de padres a hijos.

PS. Por cierto, don Rodrigo es doctor honoris causa por la Universidad Juan Carlos I. No podía ser otra.

DdA, XV/3993