viernes, 28 de septiembre de 2018

LA MUJERES AMENAZADAS SIGUEN SIENDO ASESINADAS Y NOS PREOCUPA MÁS VILLAREJO

Nuria Alonso, 39 años
Nerea y Martina, 6 y 3 anos
Magette Mbeugou, de 25 años
María de los Ángeles Egea, de 41 años
Jhoesther López, de 32 años

Yésica Domínguez, de 29 años
Dolores Mínguez, de 60 años
Ivanka Petrova, de 60 años
Ana Belén Varela Ordóñez, de 50
Leyre González, de 21
María Isabel Alonso, de 62
María Judith Martín Alves, de 57
Paula Teresa Martín, de 40
Cristina Marín, de 24
Ati, de 48
María Isabel Fuente, de 84
Martha Arzamedia de Acuña, de 47
Raquel Díaz Pérez, de 37
Jénnifer Hernández Salas, de 46
Laura Elisabeth Santacruz, de 26
Pilar Cabrerizo López, de 57
María Adela Fortes Molina, de 44
Paz Fernández Borrego, de 43
Dolores Vargas Silva, de 41
María del Carmen Ortega Segura, de 48
Patricia Zurita Pérez, de 40
Doris Valenzuela, de 39
María José Bejarano, de 43
Florentina Jiménez, de 69
Silvia Plaza Martín, de 34
María del Mar Contreras Chambó, de 21
Vanesa Santana Padilla, de 21
María Soledad Alvárez Rodríguez, de 49
Josefa Martínez Utrilla, de 43
Magdalena Moreira Alonso, de 47
y una mujer de 40 años que no ha podido ser identificada
.


Félix Población

Estas son hasta ahora casi todas las mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año. Las portadas de todos los medios de comunicación, sin distinción de ideologías, partidismos o intereses políticos y económicos, deberían utilizar los más entintandos signos de admiración para llevar a sus portadas lo alarmante que resulta esta permanente lacra que no parece tener fin. Esto se hacía cuando una organización terrorista, de oscura memoria en España, atentaba contra militares y civiles hasta sumar casi un total de 900 víctimas mortales. En nuestro país, desde que hay estadísticas oficiales en 2003, el número de mujeres asesinadas pasa de 950, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Sin embargo, en las portadas de los periódicios y los telediarios prima el lodazal de las corrupciones y los intereses de unos partidos en seguir gobernando -sin que se le preste la atención requerida a la violencia machista- o en evitar que el partido gobernante siga gobernando. Suscribo por ello el comentario de mi estimado Manuel Antonio al respecto: "A la vista de los horrendos asesinatos de estos días, y de las circunstancias que los rodean, uno concluye que vivimos inmersos en la enorme mentira de creer que las mujeres amenazadas disponen de una red de protección. Lo que realmente existe es un entramado burocrático de leguleyos, escribanos y covachuelistas, toda una turba de ineficaces, prejuiciosos y atrabiliarios". Y mientras, no hay más miras de alarma en la actualidad que para Villarejo, perito en cloacas, de modo que la mierda cunde por encima de la sangre de las mujeres asesinadas. Ayer, cuatro en menos de nueve horas. Hasta ayer, en este año, cuarenta, con tres menores entre ellas. ¿Se imaginan los titulares de los diarios con cuatro víctimas de ETA en menos de nueve horas?

Léase+@La Guardia Civil expulsará a la agente que se negó a reducior la vigilancia extrema a una maltratada.

DdA, XV/3965