martes, 21 de agosto de 2018

TORRA Y LOS DE LOS LAZOS AMARLLOS QUE UNOS PONEN Y OTROS QUITAN


1513182410_949174_1513182465_noticia_normal_recorte1

Del Blog de Harguindey en El País
20/08/18

Usted es, por ejemplo, ciudadano catalán que, naturalmente, paga sus impuestos y considera que algunos de los líderes del independentismo que están encarcelados no deberían estarlo porque desobedecer al Tribunal Constitucional, a la Constitución, al Estatuto de Autonomía y al propio Reglamento del Parlament no es un delito sino un derecho. Como consecuencia de tan peculiar concepción de la política, ayuntamientos, entidades e individuos que comparten ese ideario deciden inundar de lazos amarillos plazas, calles, verjas, asfaltos y solapas. Vale.
Usted es, por ejemplo, ciudadano catalán que, naturalmente, paga sus impuestos y considera que quien infringe la ley debe atenerse a las consecuencias; que transgredir la Constitución, el Estatuto, el Reglamento del Parlament y desobedecer al Tribunal Constitucional no es un derecho sino un delito. Como consecuencia de ello decide retirar los lazos amarillos que inundan las calles y plazas de su localidad para ser consecuente con sus principios. El Govern estudia el imponerle un multa que, al parecer, puede llegar hasta los 30.000 euros. El procés se resume en una frase: o conmigo o contra mí. Es la esencia del totalitarismo.
El pasado sábado se cumplieron los 100 días del Gobierno de Quim Torra. Dicho de otra manera: lleva 100 días disfrutando de coche oficial, salario aceptable, dietas de representación, secretarias, guardaespaldas y un notable coro de palmeros además de tener una televisión a su servicio. Pues bien en esos 100 días, su Gobierno ha tenido a bien enviar al Parlament cuatro proyectos de ley, cuatro, en una demostración del amor al trabajo que caracteriza a sus miembros. Un proyecto de ley cada 25 días que, además y para mayor pitorreo, habían sido iniciativas del anterior Govern. Claro que el Parlament, que lleva más de 100 días cobrando sueldos, dietas y pluses, ha aprobado en este tiempo dos leyes: la que permitiría una hipotética investidura telemática y una modificación normativa universitaria.
Un dato del pasado marzo: En 2017 Cataluña ha perdido cerca de un 40% de inversión exterior en contraste con el 25% que la ha mejorado Madrid y el 70% más que se anota el País Vasco, según datos oficiales del Ministerio de Economía sobre la inversión productiva procedente del exterior. Es lo que hay.

DdA, XIV/3931