jueves, 26 de julio de 2018

DENUNCIADO A LA GUARDIA CIVIL EL MINISTERIO DE FOMENTO POR EL MAL ESTADO DE LA A-66 Y LA N-630


Lazarillo

Celebramos como sufridos usuarios que un vecino de Benavente, José Ignacio Regueras Grande, haya formulado una denuncia contra el Ministerio de Fomento ante la Guardia Civil debido al mal estado en que se encuentran desde hace años la autovía A-66 y la carretera nacional N-630. Lo ha hecho, según acabamos de observar quienes utilizamos preferentemente la A-66, antes de que pueda ocurrir algún accidente de gravedad y para que también -añado- tenga de ello constancia el nuevo director general de Tránsito, Pere Navarro, que tan dispuesto se muestra a evitar en lo posible el incremento de incidencias de ese tipo. 
Regueras expone en su denuncia que pasa con frecuencia por la carretera nacional N-630, Ruta de la Plata, entre Benavente y León y "muchos tramos de dicha carretera están impracticables desde hace años, con el firme levantado, especialmente entre Toral de los Guzmanes y Villamañán, por lo cual hay vehículos que circulan irregularmente por el arcén, que está en mejores condiciones". Del mismo modo indica en la denuncia que también utiliza frecuentemente la autovía A-66 "y desde hace años el carril derecho, en ambos sentidos, está en condiciones penosas de firme, por lo que ya hay limitación de velocidad en varios tramos a 100 kilómetros por hora". 
Como consecuencia de la situación descrita, muchos vehículos circulan irregularmente por el carril izquierdo de la autovía, debido a que ofrece un firme más estable. Regueras recuerda en su denuncia que "los que vivimos en esta región y los que pasan por estas carreteras pagamos impuestos para tener servicios al mismo nivel que los habitantes de las grandes ciudades, donde no se admitiría esta situación durante años".  
Sostiene este ciudadano de Benavente que el titular de ambas carreteras, esto es el Ministerio de Fomento, "debería ser responsable de cualquier accidente de tráfico producido directa o indirectamente por la deficiente situación del firme". Por ello reclama la reparación inmediata de la autovía A-66 (hasta ahora hay un proyecto de bacheo y reparación del firme en el tramo leonés, pero de momento ninguno en el tramo zamorano), y también la reparación del firme de la vía alternativa, esto es, de la carretera nacional N-630 entre Benavente y León. Del mismo modo advierte el denunciante que el Ministerio de Fomento incurriría en responsabilidad civil en el caso de que se produjeran accidentes de tráfico en ambas vías.

DdA, XIV/3911