lunes, 4 de junio de 2018

LA PRENSA DE CLOACA, EL TORMES DE CLOACA Y DON MIGUEL DE UNAMUNO


Félix Población

Esta mañana, con un cielo de otoño impropio de la primavera en que estamos, Alejandro Amenábar rodará varias escenas de su film Mientras dure la guerra en el Puente Romano de Salamanca. El reputado cineasta lleva ya una semana en la ciudad, teniendo como protagonista de su nueva y desconocida historia a don Miguel de Unamuno, al que hoy hará pasear en compañía de un clérigo por uno de los monumentos antiguos más emblemáticos.

No contará Amenábar para tan vistoso marco escénico con uno de los alicientes fundamentales del mismo, el agua del Tormes, pues la rotura del azud de La Pesquera el pasado mes de marzo ha dejado al río exangüe del caudal acumulado en este punto, que era uno de los motivos para ofrecer las imágenes más reconocidas y conjuntas de la ciudad.

Recientemente se ha asegurado que ese encuadre volverá a ser posible antes del mes de julio, pero por ahora el aspecto que ofrece el cauce es el de un auténtico basural, a la vista de cuantos ciudadanos y millares de turistas pasean por la zona, sin que se haya hecho nada por limpiarlo, con el consiguiente y creciente mal olor en sus riberas.

Transcurridos tres meses desde que la rotura se produjo y a la vista de la escasa diligencia que el Ayuntamiento muestra ante un problema que debería haber sido resuelto con la urgencia requerida por una ciudad que ostetenta el título de Patrimonio de la Humanidad, miles de vecinos han firmado la iniciativa personal de una ciudadana responsable de Salamanca para exigir la inmediata retirada de la basura y  los residuos de todo tipo que tan deplorable imagen dan del gobierno municipal.

Esta mañana, Miguel de Unamuno volverá a pasear por el Puente Romano de Salamanca, según la recreación que Alejandro Amenábar hará de los últimos meses de su vida durante el primer año de la Guerra Civil. Lo hará entre el mal olor que se desprende de las orillas urbanas del Tormes, mientras en el único periódico impreso de la ciudad, dependiente del Partido Popular que gobierna Salamanca durante decenios, sus titulares de portada de hace unos días parecen recrear también la época del film, sin que los merezca el vergonzoso estado del viejo y literario río, cuyo curso describió así el propio don Miguel en 1910:

De Salamanca cristalino espejo
Retratas luego sus doradas torres,
Pasas solemne bajo el puente viejo
De los romanaos y el hortal recorres
Que Meléndez cantara. Tu consejo
No de mi pecho, Tormes mío, borres.


DdA, XIV/3867