martes, 15 de mayo de 2018

GIRAUTA, TORRA, PUIGDEMONT Y OTRA MASACRE PERIÓDICA EN GAZA

Félix Población

Desde el pasado mes de marzo en que se inició la llamada Gran marcha del retorno, un centenar de palestinos han perdido la vida, víctimas de las tropas israelíes, sin que se haya registrado una sola baja entre los soldados del país invasor.

La inauguración ayer, coincidiendo con el septuagésimo aniversario de la creación del Estado de Israel, de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén, ha provocado un total de casi sesenta palestinos asesinados y casi 3.000 heridos por disparos de las fuerzas de seguridad isrealíes en la frontera de la Franja de Gaza. El número de heridos en estado crítico supera el centenar y entre los fallecidos hay seis menores. Los datos lo ha facilitado el Ministerio de Sanidad palestino a la agencia Wafa.

Estamos ante un nuevo capítulo de las masacres periódicas que, contando con la indiferencia de la comunidad internacional, suele promover el Estado de Israel con reiterada vesania, apoyado en el respaldo en este caso provocador del gobierno estadunidense presidido por Trump, para seguir así su escalada genocida contra el pueblo palestino. A individuo que ocupa la Casa Blanca para desgracia del mundo no le cabía la menor duda de que la reacción de los palestinos ante la nueva ubicación de la embajada nortemericana en Jerusalén iba a ser la que está siendo, para que, a su vez,  la de Israel fuera la de tirotear a muerte a miles de civiles desarmados que ejercían su libre y legítimo derecho de protesta.

En estas coyunturas es cuando conviene considerar lo que a nuestro políticos se les ocurre decir respecto a Israel y las crisis humanitarias. Con respecto a lo primero, son de tener en cuenta las declaraciones de uno de los dirigentes del partido que encabeza las encuestas en España y puede gobernarnos en el futuro con la ayuda del que gobierna. El señor Girauta, de Ciudadanos, habló ayer de Israel como "luz de naciones" en el acto que tuvo lugar entre canapés y espumosos en la embajada de Israel en Madrid para celebrar con su "admirado" titular el septuagésimo aniversario de la fundación de ese Estado. El festejo se celebraba mientras la milicia de ese Estado repetía masacre en Gaza cuatro años después de la que tuvo lugar en 2014, condenada como aquella por las Naciones Unidas.

Y mientras Girauta decía eso, el nuevo e impresentable president de la Generalitat se refería el pasado viernes, antes de ser elegido ayer gracias a la abstención de la CUP, a la crisis humanitaria que vive Cataluña. La entrevista fue difundida por TV3 y ha merecido una dura réplica del reportero de guerra Antonio Pampliega, que estuvo secuestrado casi 300 días por Al Qaeda en Siria y sabe de crisis humanitarias en aquel país, Yemen o Somalia. Añado Gaza, aunque posiblemente Torra piense como quien lo tutela, el expresident Puigdemont, que no hace mucho felicitó al Estado de Israel por su septuagésimo aniversario y lo puso como referente para Cataluña

 Ministerio de Salud Palestino informa: Laila Ghandour, con 8 meses de vida y esos ojos como fuente de luz para prenderse y empaparse de vida, murió ayer en Gaza por la inhalación de gas lacrimógeno venenoso, arrojado al azar por las fuerzas de ocupación israelíes. Malditos los matadores que apagaron esa mirada. Malditos sean. Esta imagen debería llover como un aguacero sobre la Casa Blanca.

Léase+"Jerusalén, la embajada y las profecias de Nostradamus", La pupila insomne.

DdA, XIV/3849