lunes, 12 de febrero de 2018

LA TAUROMAQUIA, CONDECORADA POR EL REY Y PROHIBIDA POR LA ONU PARA MENORES

Félix Población

Siguiendo la tradición, la corona borbónica reinstaurada por el dictador Francisco Franco, acaba de entregar la Medalla al Mérito de las Bellas Artes a un matador de toros llamado Julián López "El Juli", el más joven de cuantos han sido galardonados con esta distinción, y con la que se reconoce a la tauromaquia entre las Bellas Artes.

Este término de las Bellas Artes se generalizó en el siglo XVIII. Originalmente estaban integradas por la danza, la escultura, la música, la pintura, la literatura, la arquitectura y la elocuencia, sustituida esta última por el cine a partir del desarrollo y auge del que se ha dado en llamar con toda justicia séptimo arte. 

Así son consideradas las artes bellas en el universo mundo, pero no en nuestro país, donde el espectáculo de la tortura y muerte de un toro merece tal consideración. Don Felipe VI, el rey que toma partido por el partido en el Gobierno, ha defendido el arte y la cultura como instrumentos para ser más libres: "Hacéis de nuestra sociedad un hábitat de libertad, diversidad, de belleza compartida", dijo durante la entrega junto a la reina doña Letizia de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes de 2016, que se celebró este martes pasado en el Centre Pompidou Málaga. 

Casi al mismo tiempo de ser noticia ese evento, la ONU se puso en comunicación con los gobiernos de Francia, Perú, Colombia, México, Portugal, Ecuador y España. Se trata de los países a los que el Comité de Derechos del Niño de la citada organización ha alertado sobre la violencia física y mental que suponen los festejos taurinos para los niños y adolescentes, como quien esto escribe experimentó en un lejano día de la pubertad. La ONU, de hecho, llama al gobierno de M. Rajoy a modificar la legislación con el objeto de prohibir la participación y asistencia de niños, niñas y adolescentes a los diferentes festejos taurinos que se celebran en el país. 

Este pasado verano en Madrid la escuela tauromaquia Jose Cubero "Yiyo" organizó un  campus estival taurino para niños de entre 8 y 14 años. La citada escuela está gestionada por la Comunidad de Madrid con el fin de "dar a conocer a los jóvenes aficionados las diversas facetas del mundo del toro", algo que también ocurre en otras localidades del país a través de las escuelas taurinas correspondientes, financiadas con dinero público. En Andalucía existen veinte escuelas taurinas, a las que hay que añadir las de Valencia, Madrid, Albacete y Salamanca, entre otras. En la de Salamanca, dependiente de la Diputación, hay alumnos comprendidos entre los ocho y los veinte años.

Me avergüenza tener a un Jefe del Estado que, además de partidista en el discurso y no haber sido elegido democráticamente para el cargo que ocupa, fomenta y condecora a quienes practican un "arte" que debe ser prohibido como espectáculo para niños y adolescentes, según el mencionado y máximo organismo internacional en defensa de los derechos de los menores.

DdA, XIV/3765