sábado, 9 de diciembre de 2017

¡VIVA LA RADIO Y EL AGUA DEL CARMEN!

La imagen puede contener: 2 personas, personas sentadas, niños, tabla e interior
 Fotografía: Ollé, "Las hijas del marxant Baldomer Xifré Morros escuchando en la radio un cuento del programa "Tambor", de Radio Barcelona".


Albert Tugues

Tardes de radio en casa, en la Pensión Escudillers (durante el franquismo, en el barrio decíamos y escribíamos calle Escudillers, no “Escudellers”, en catalán, como ahora), en otras Pensiones (no confundir con el letreto metálico de las “Habitaciones”, lugar de perdición, mujeres de la vida, marines, etc., advertían las madres). Muchos viviendo realquilados en otras calles de Barcelona, cuando los niños se divertían jugando en la calle, leyendo tebeos, yendo al cine de barrio los fines de semana, y escuchando la radio cuando estábamos con fiebre, anginas o con dolor de muelas, que calmábamos haciendo enjuagues de coñac.
De vez en cuando, algunos padres se ausentaban furtivamente, por asuntos misteriosos (estraperlo, otro amor, clandestinidad siempre), mientras algunas madres bebían otro vasito (hoy chupito) de "Agua del Carmen", para calmar los nervios.
Sobre este licor curativo escribía Màrius Carol en "La Vanguardia":
"Un anónimo y humilde fraile carmelita francés descubrió en 1611 las propiedades benéficas del agua de toronjil, macerada de alcohol, aunque no fue hasta hace exactamente cien años que empezó a comercializarse en Tarragona. En los años siguientes, el "Agua del Carmen" alcanzó una gran popularidad y pocas eran las casas que no contaran con una de estas estilizadas botellitas, que servían igual para recuperar a alguien de un desmayo como para tranquilizar a un alterado, para solventar molestias menstruales o para corregir problemas estomacales."
(http://www.lavanguardia.com/…/541001…/un-licor-que-cura.html)


DdA, XIV/3713