lunes, 18 de diciembre de 2017

"DANTESCO" RESQUEMOR EL DE FACHÍN

Lazarillo

Algunas cosas tengo claras acerca de lo que va a ocurrir en los comicios catalanes del jueves que viene y que cuentan con la lacra de algunos políticos presos. Aunque de las encuestas desconfío a tope, una de esas cosas es el previsible fracaso que en la urnas va a experimentar la CUP, a poco que los ciudadanos de aquel país recuperen el  seny. Si en la última de las encuestas publicadas se le da a la CUP entre siete y ocho escaños, por debajo de los 10 obtenidos en las elecciones autonómicas de 2015, creo que con la colaboración de Dante Fachín -a poco que intervenga en campaña- ese resultado puede ser aún menor. El exdiputado de Podem y exlíder de ese partido en Cataluña, votante confeso ahora de la CUP y partícipe de sus mítines, dijo ayer que votará por una opción de república feminista de radicalidad democrática, algo que con la testosterona de resentimiento que lleva encima tras sus diferencias con Pablo Iglesias y la traición a su viejo partido suena a falsete subido, tanto o más que la demagogia de proclamar que sus compañeros de antes  no eran ni Iglesias ni Monedero sino la gente que defendió las urnas, como si los citados no lo hubieran hecho. Este Lazarillo tuvo el disgusto de escuchar a Fachín un rato y, al margen de disentir con su discurso, su estilo apesta a resquemor, algo nada saludable y que debería subsanar de inmediato. Confiemos para eso en la urnas que defiende y acaso le den la respuesta que merece.

DdA, XIV/3721