jueves, 20 de abril de 2017

VUELVE TEATRO DE LA CIUDAD CON DOS ESPECTÁCULOS INSPIRADOS EN SHAKESPEARE

    
El Consueta

El Teatro de la Ciudad, que el año pasado obtuvo el Premio Max  a la Mejor Producción Privada de Artes Escénicas, regresa a La Abadía de Madrid, coproductor del proyecto, después de acometer la investigación sobre la tragedia griega en su primera temporada (Medea, Antígona y Edipo Rey), con una inolvidable actuación de Aitana Sánchez Gijón en el primero de los espectáculos, dirigido por Andrés Lima
Para esta tempoaradaAlfredo Sanzol y el propio Lima, junto a todo su equipo, se enfrentan al muy atrayente objetivo de desentrañar la comedia. Para ello se llevaron a cabo un total de ocho talleres al objeto de profundizar en el complejo arte de hacer reír, en el sentido del humor, en la risa, tan necesaria en los tiempos que corren. ¿Es la comedia constructiva? ¿Por qué el paso del tiempo transforma la tragedia en comedia? ¿Es menos profunda la comedia que la tragedia? ¿Cómo se hace reír? ¿Qué diferencia hay entre un payaso y un bufón, entre un comediante y un clown? ¿Es el sentido del humor una forma de ver la vida? ¿Y de vivirla?
Dos espectáculos de nueva creación se exhibirán en las salas del Teatro de La Abadía desde finales de este mes. Cada uno a su manera y con el sello de su autoría, jugarán con motivos y tramas de la comedia de Shakespeare, el indiscutible maestro que recoge no solo la tradición clásica sino también la de la commedia dell’arte, los cómicos ambulantes y las historias tardomedievales de figuras como Boccaccio. A partir del 27 de abril y hasta el 4 de junio podremos ver a Paco Déniz, Elena González, Natalia Hernández, Javier Lara, Juan Antonio Lumbreras y Eva Trancón en La Ternura, de Alfredo Sanzol, en la Sala José Luis Alonso. El Sueño de Andrés Lima, sobre El sueño de una noche de verano, podrá verse en la Sala Juan de la Cruz desde 10 de mayo al 18 de junio con Chema Adeva, Laura Galán, Nathalie Poza, Ainhoa Santamaría y María Vázquez en el reparto.
Junto a los dos montajes y a modo de nexo entre ambos, Dan Jemmett prepara un menú parateatral muy peculiar. Moviéndose por el jardín de La Abadía a partir del momento en que ambos espectáculos estén en cartel, Jesús Barranco interpretará a un ser indefinido, ni hombre ni mujer, mitad Puck mitad Calibán, que brindará a gusto del consumidor acciones lúdicas relacionadas con el amor, el deseo, la vida de pareja, con resonancias de Shakespeare y actuales. Todo será posible en este espectáculo o invasión escénica que tendrá lugar antes, durante y después de las dos funciones.

DdA, XIV/3514