domingo, 19 de febrero de 2017

PEDRO SÁNCHEZ, "DESCONOCIDO" EN FERRAZ, SEGÚN DEMOSTRÓ REVILLA

 Lazarillo

Ayer tuve oportunidad de ver en La sexta noche a Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria y uno de los políticos más decentes del actual panorama patrio. Suele hablar claro y llamar a los corruptos por su nombre y a las ignominias también (casos Preferentes, Talidomida, etc.). Ayer se volvió a reiterar en esos términos para explicar por qué los ciudadanos de este país, al contrario que los del resto de Europa con relación al suyo, tenemos tan mal concepto del nuestro. Pero no fueron solo las razones expuestas para explicarlo lo más interesante de la presencia de Revilla en el plató, sino la bochornosa actitud del PSOE actualmente representado por la comisión gestora, que desde hace unos meses manda en la sede central de la calle Ferraz y es responsable, por lo tanto, de convocar las primarias que decidirán el próximo secretario general del partido con la intención de sanearlo, si eso fuera posible. Miguel Ángel Revilla envió a esa sede, con motivo de la celebración de FITUR (Feria de Turismo) una invitación oficial a nombre del anterior secretario general, burdamente defenestrado por el comité federal después de haber sido elegido por la militancia del PSOE. Pues bien, tal como mostró ayer el presidente de Cantabria, esa invitación no llegó a su destinatario porque le fue devuelta a Revilla con el sello de “desconocido” en el sobre, ya que por tal dieron en Ferraz a quien había sido líder del Partido Socialista hasta hacía unos meses. La guarrada no precisa comentario y deja muy por los suelos el proceder de una comisión gestora que desde su nacimiento se ganó por parte de este Lazarillo el calificativo de traidora. Ahora yo le añadiría los de zafia e idiota, pues siendo Revilla el destinatario de la devolución deberían haber pensado los "desconocedores" de Sánchez que ese "desconocimiento" podría llegar a los medios, tal como ha ocurrido ayer.

DdA, XIV/3472