miércoles, 16 de noviembre de 2016

ÁNGELES FLOREZ, 98 AÑOS: BOCHORNO DE PSOE TRAS TODA UNA VIDA DE MILITANCIA


Félix Población

Conocí a Maricuela, Ángeles Flórez Peón (Blimea, Asturias 1918), hace un par de años. Escribí entonces que tenía un corazón de 17. Mañana cumplirá 98 y recuerda que lo primero que hizo cuando volvió a Gijón del exilio en Francia fue lograr que comunistas y socialistas celebrasen juntos el homenaje a las víctimas de Carbayín (Siero), ejecutados/asesinados durante la Revolución de Asturias en 1934, entre los que se encontraba su hermano. Su muerte determinó la vida de Maricuela, que debe ese apelativo a un personaje de teatro que interpretó en su mocedad

El diario El Comercio publica hoy una breve entrevista con Ángeles Florez en la que esta maravillosa mujer hace memoria de su etapa como miliciana durante la guerra. Estuvo en el frente quince meses, aunque nunca utilizó un arma. No se arrepiente de esa lucha. Volvería a hacerlo si se dieran similares circunstancias. También se refiere a su angustiosa salida para el exilio en Francia, en 1948. Pero lo que más interés puede tener ahora de la interviú es su respuesta a la actitud oficial de su partido de toda la vida, el PSOE, ante la elección de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno:  

Es un desastre. El bochorno completo. No puedo perdonar que mi voto ayude a llegar al poder a Rajoy, una persona que llegó con un odio y una gana de venganza terribles. Que en cuatro años se llevó por delante todo aquello por lo que luchamos. Que le quitó todo a la clase obrera. A día de hoy no condenó ni reconoció los crímenes de Franco y yo no puedo olvidar a quienes dieron la vida en el frente o fueron fusilados. Se muestra partidaria Maricuela de la unión de todas las izquierdas, pero izquierdas de verdad, sin odio y sin rencor. Nuestras únicas armas son la unión y el voto. Si en la guerra se unieron socialistas, comunistas y anarquistas, ¿por qué no podemos unirnos ahora? 

Maricuela cumple 98 años con un corazón de 17, como cuando se quedó con el nombre de ese personaje teatral en su juvetud republicana. Salud, Ángeles. Larga vida y encomiable ejemplo.


DdA, XIII/3388