viernes, 7 de octubre de 2016

LOS HURACANES MATAN POR CENTENARES EN HAITÍ, PERO EN CUBA NO

 Efectos del huracán Matthew a su paso por la localidad de Baracoa

Lazarillo

Acabo de ponerme en comunicación con una periodista cubana para que me explique el misterio. Los telediarios no dejan de acumular cifras de víctimas mortales en Haití, país vecino a Cuba, azotados ambos por el huracán Matthew, que está causando una gran devastación allá por donde pasa, como siempre suele ocurrir por esas latitudes. Ayer una ciudadana cubana manifestaba ante las cámaras que lo importante era la vida de cada uno, no todo esto (señalando al desastre de sus modestas casas derrumbadas). Las vidas en aquella isla está preservadas. Lo demuestra el hecho de que los muertos en Haití vayan ya camino de quinientos y en Cuba no se cuenten, tal como sucede a menudo. Tengo entendido que los meteorólogos cubanos tienen bien ganado prestigio en el estudio de los huracanas, según reconocen sus colegas de otros países. Puede que esta de una de las razones para que la población no sufra pérdidas humanas. De todos modos, este Lazarillo ha querido saber algo más sobre la protección que la administración de aquella isla dispensa a sus ciudadanos en este tipo de catástrofes.  Como suele ser habitual en estos casos, ni en Florida ni en España los medios de comunicación se paran a pensar en por qué Cuba da esta lección al mundo cada vez que se presenta un huracán. No debe ser ningún misterio, pero a quienes leemos la prensa en nuestro país nos lo parece porque nadie colabora a desentrañarlo con la información que sería menester.

DdA, XIII/3355