martes, 14 de junio de 2016

LAS DOS PAPELETAS DE 26 DE JUNIO

Félix Población

Solo La Sexta puso a trabajar la demoscopia una vez terminado el mal llamado debate a cuatro de ayer, transmitido por varios canales de televisión con una aparatosidad mediática que no se merecía, por tedioso y previsible. Tal como está ocurriendo en las calles y plazas de España, donde Unidos Podemos congrega el mayor número de ciudadanos, el secretario general de este partido ha logrado ser el mejor para casi un 29 por ciento de televidentes, muy por encima de Mariano Rajoy, que apenas ha rebasado el 21 por ciento,  y a mayor distancia aún de Pedro Sánchez y Albert Rivera, que no han pasado del 18 por ciento. Si esto ha sido así es porque quizá la conclusión que han sacado quienes participaron en esa encuesta concuerda con la posibilidad de que la España que viene se decante por las dos únicas papeletas que ilustran este post. Si ayer ganó Pablo Iglesias y perdieron Sánchez y Rivera, haría bien el primero en reparar en las consecuencias que tuvo su lamentable, torpe, simple y reiterada intervención en contra del líder de Unidos Podemos. Fue el PSOE pactando lamentablemente con Ciudadanos el que desbarató tras el 20-D el entendimiento con Podemos. Insistir en la culpabilidad del partido morado, formando pinza con Rajoy para favorcer al Partido Popular, es una estrategia tan falaz como parvularia que puede conducir al Partido Socialista en las urnas a unos resultados similares a los que ayer obtuvo Pedro Sánchez Pérez-Castejón entre los televidentes de La Sexta. Dicho queda como adelanto de lo que el 26-J puede ocurrir.

EL ESTALLIDO DE UN FOCO Y EL AIRE ACONDICIONADO DE ÉVOLE

Estaba hablando el presidente del Gobierno en funciones y candidato del Partido Popular, Mariano Rajoy, cuando de repente un ruido interrumpió su discurso durante el debate a cuatro. El estallido de un foco provocó el susto de los candidatos, que en un principio no sabían qué había pasado. La anécdota ha servido al periodista Jordi Évole, que condujo el cara a cara entre Pablo Iglesias y Albert Rivera hace un par de semanas, para hacer el siguiente comentario en Twitter:
Han disparado a un técnico de sonido... Tampoco era para tanto... No le dejaron apagar el aire acondicionado...
Évole se refería así a las críticas que recibió por parte de Ciudadanos después del debate, durante el que su candidato, Rivera, sudó de lo lindo porque, según los dirigentes del partido naranja, LaSexta decidió apagar el aire acondicionado en el lugar donde se estaba realizando el cara a cara.

Léase+@Un debate desdentado, por Juan Carlos Monedero

DdA, XIII/3294