martes, 14 de junio de 2016

EL MINISTRO DEL INTERIOR Y EL CASO DE GEA,

Félix Población

Al señor ministro del Interior en funciones le corresponde un departamento que debería estar sumamente procupado y sensibilizado por la violencia machista en este país y el número de atentados que ese tipo de terrorismo origina en España cada año, sin que parezca que tal sangría tenga remedio, antes al contrario. El candidato por Unidos Podemos, Alberto Garzón, se ha mostrado partidario de la eliminación de la prostitución por la violencia de género que en muchos casos comporta.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha declinado opinar sobre la situación del portero David de Gea, porque se trata de una investigación judicializada, pero sí se ha permitido afirmar acto seguido, como si pusiera la patria en ello, unos comentarios que están de más a la vista de las circunstancias: "Deseo que esto no efecte en ningún caso a la selección española", dado que don Jorge espera que el fútbol español vuelva a triunfar en Francia. 

Como es bien sabido, una testigo protegida ha implicado a los futbolistas De Gea e Iker Muniain en la causa en la que se investigan las presuntas actividades ilícitas del empresario vasco Ignacio Allende Fernández, alias 'Torbe', ingresado en prisión desde el mes de abril por delitos tales como pornografía infantil, trata de seres humanos, blanqueo de capitales y delitos contra la Hacienda Pública.

Visto que finalmente el seleccionador nacional Vicente del Bosque optó porque jugara David de Gea de portero, en el partido contra Chequia en el que España obtuvo su primera victoria, preferiría que las declaraciones del ministro Fernández se parecieran a lo que el senador por Podemos Ramón Espinar -siendo futbolero a tope- escribió en un tuit al término del encuentro: Respetando la presunción de inocencia, nadie envuelto en casos de maltrato y prostitución debe representar a España.

                              DdA, XIII/3294