lunes, 3 de agosto de 2015

LA DESTITUCIÓN DE CARMONA EN EL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Carmona, esta tarde durante la rueda de prensa
Lazarillo

Es absolutamente normal que Antonio Miguel Carmona, candidato a la alcaldía y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, se revuelva contra la decisión adoptada por la dirección regional de su partido de destiturile, una vez Sara Hernández se hizo con la secretaria general en la citada comunidad. Las palabras de Carmona en cuanto supo la noticia no pueden ser más explícitas de su enojo: "Sara Hernández  me ha ofrecido ser senador a cambio de dejar de ser portavoz en el Ayuntamiento de Madrid. He dicho que no. Yo no tengo precio. Mi dignidad no tiene precio". Buscar como motivo para esa destitución los malores resultados obtenidos por Carmona como candidato a la alcaldía en las pasadas elecciones municipales es algo que no se sostiene con un mínimo de coherencia, pues si así fuera tal decisión debería haberse tomado mucho antes. Parece, por lo tanto, una determinación de la nueva secretaría regional que, como sistiene el propio afectado, responde a una división interna del PSOE madrileño, "en la que -según dice Carmona- parte de un partido trata de prescindir de la otra parte". Si esto fuera así, la gravedad del problema debería preocupar y mucho a la militancia. No olvidemos que a la destitución de Carmona hay que añadir la de Tomás Gómez, que acabó con su candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid, antes de que se pudiera justificar la misma en razón a los malos resultados electorales. Fue en este caso el propio secretario general quien lo decidió, acólita del cual es Sara Hernández. La nueva secretaria general de Madrid tampoco contó con  Carmona para formar parte de su ejecutiva cuando la formó la semana pasada, en la que sí incluyó a Purificación Causapié, número 2 en la lista socialista al Ayuntamiento. ¿Qué ha molestado de Antonio Miguel Carmona como portavoz municipal socialista en el PSOE oficial de Madrid? Esa es la pregunta. "En algunos pesará la responsabilidad de la ruptura del partido", ha dicho Carmona, apuntando quizá a Pedro Sánchez, como ya lo hiciera Tomás Gómez. Ojo a la noticia, por si hubiera riesgo de marejadilla rolando a marejada.

Puntos de Página
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha destituido al exregidor José María Álvarez del Manzano como presidente de  Ifema tras 24 años en el cargo y un sueldo de 120.000 euros anuales, según ha informado este lunes El País. Carmena ha designado  a su hombre de confianza y coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, como el nuevo dirigente de la empresa pública. Cueto ha rechazado cobrar como dirigente de Ifema y solo recibirá el suelo que le corresponde por su actual puesto público:89.750 euros.

DdA, XII/3044