martes, 26 de septiembre de 2017

MENOS BANDERAS Y MÁS POESÍA

Lazarillo

Como mi estimado amigo y colega Félix Maraña recuerda en el texto que sigue unos versos del gran poeta Salvador Espriú, a quien este Lazarillo tuvo el gusto de conocer hace muchos años, no quiero dejar sin citar el resto de los versos del breve poema que conforman, perteneciente a su libro La pell de brau (La piel de toro, 1960). Con los mismos pretendo responder a quienes han tenido la desfachatez de calificar de fascista al cantautor que nos abrió el corazón del Mediterréno, Joan Manuel Serrat, por sus declaraciones critícas en torno al referendo convocado por la Generalitat de Cataluña. Digo pretendo porque no estoy seguro de que esa gente pueda llegar a entender el poema de Espriú. Si hablan catalán y no son capaces de sentir la emoción de estas palabras, tienen una doble desgracia: la de no llegar ahí y la de malusar esa lengua contra quienes la levantaron sobre un páramo de silencio para hacerla camino de convivencia y libertad, verso a verso: 


Diversos són els homes i diverses les parles,
i han convingut molts noms a un sol amor.
La vella i fràgil plata esdevé tarda
parada en la claror damunt els camps.
La terra, amb paranys de mil fines orelles,
ha captivat els ocells de les cançons de l'aire.
Sí, comprèn-la i fes-la teva, també,
des de les oliveres,
l'alta i senzilla veritat de la presa veu del vent:
"Diverses són les parles i diversos els homes,
i convindran molts noms a un sol amor."

"Diversos son los hombres y diversas las hablas,
y han convenido muchos nombres a un solo amor.
La vieja y frágil plata se convierte en tarde
detenida en la claridad sobre los campos.
La tierra, con trampas de mil finos oídos,
ha cautivado a los pájaros de las canciones del aire.
Sí, comprende y haz tuya, también,
desde los olivos,
la alta y sencilla verdad de la prisionera voz del viento:
«Diversas son las hablas y diversos los hombres,
y convendrán muchos nombres a un sólo amor.»"

Traducción: José Batlló

Félix Maraña

El lenguaje no es nunca inocente. Es lo menos inocente de todo lo humano. Cuidado con las palabras, los adjetivos, las directas y las indirectas. Cuanto más leo sobre Cataluña, más sufro. Me espanta y duele hasta dentro ver cómo personas que quiero se insultan y descalifican. Todo el mundo quiere tener razón; lo grave es que todo el mundo cree que su razón es única. Me alegra por ello que Joan Manuel Serrat haya pedido que nadie utilice sus canciones contra nadie. Él expresó su opinión sobre un proceso político. Como tantos otros. Todas las opiniones deben ser respetadas. Pero las reacciones suelen ser más graves en ocasiones que las acciones que las preceden. En el pasillo de nuestra casa nos saludan, de continuo, unos versos de Salvador Espríu: "Diversos són els homes í díverses les parles,/ í ban convingut molts noms a un sol amor". Están grabado en una hermosa obra del querido artista Gabriel Ramos Uranga. En estos días tengo más presente que nunca la poesía de todos los poetas de Cataluña, de todos, y "pido la paz y la Palabra", con la expresión de nuestro no menos querido Blas de Otero. Menos banderas, y más poesía, por favor. Vale mucho más la paz que un tramo de geografía.

DdA, XIV/3646

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario