jueves, 3 de noviembre de 2016

LOS COMPRADORES DEL PISO DE ESPINAR: EL COMPORTAMIENTO DE ESPINAR FUE MODÉLICO

Mi enhorabuena al diario El Confidencial por haber tenido la feliz idea de dar con los compradores del piso del senador de Unidos Podemos Ramón Espinar y publicar la correspondiente noticia, en la que la pareja que ahora reside en ese domicilio ofrece a la opinión pública una valoración digna ser tenida muy en cuenta a la hora de valorar no sólo esa venta sino lo que harían el común de los ciudadanos en las mismas circunstancias. Escribe Pablo Gabilondo, redactor de la gacetilla:

"El comportamiento de Ramón Espinar fue modélico". Así lo asegura a este diario J. V., el hombre que junto a su mujer compró el polémico piso del senador de Podemos en 2011. "Somos una pareja joven, la típica historia, y queríamos una casa humilde porque no tenemos mucho dinero", explica. Dada su situación económica, la pareja intentó comprar una vivienda de protección oficial, pero se encontraron con que la mayoría pedía "un montón de dinero en negro, entre 50.000 y 60.000 euros".
Fue entonces cuando contactaron con Ramón Espinar. "Nos dijo que él no iba a aceptar dinero en negro porque había hecho una tesis o un trabajo sobre ello, predicando que no estaba de acuerdo con ese tipo de prácticas, y que no iba a tener la cara dura de cobrarlo así", asegura. De hecho, según cuenta, el día que firmaron el contrato Espinar se dio cuenta de que habían "calculado mal un porcentaje", por lo que les descontó los 3.000 euros correspondientes e hizo "exactamente lo que tenía que hacer".
Preguntado por los 19.000 euros que ganó Espinar con la venta del piso, J.V. considera que "tuvo suerte" y que es algo que "el cien por cien de los españoles" habría hecho. "Yo me pongo en su lugar: he estado metiendo dinero en una cooperativa para que me den un piso que ahora no puedo pagar y sé que ese año lo van a tasar, pues entonces espero un poquito", afirma.
Sobre las acusaciones vertidas contra el portavoz de Podemos, los inquilinos del piso lamentan la situación por la que está pasando y prefieren no entrar a valorar si su familia pudo influir en la adjudicación de los pisos. "A nadie le gustaría que le juzgasen por lo que ha hecho su padre", argumentan, "con nosotros fue muy sincero, lo que dijo en la rueda de prensa es lo que nos contó a nosotros". Y añaden: "El que quiere especular lo hace bien, no hace esto".

DdA, XIII/3376

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario