sábado, 27 de junio de 2015

EL CONTEXTO DE LAS AFIRMACIONES DE PABLO IGLESIAS SOBRE IZQUIERDA UNIDA

 ¿Por qué los periodistas Sergi Picazo y Marià de Delàs no advierten que durante la entrevista uno de ellos entabló una discusión con el entrevistado y la reprodujeron íntegra para que sus lectores la valoraran?
Julián Aceitero Gómez

Pablo Iglesias Turrión, Secretario general de Podemos, en una entrevista concedida al programa Hora 25 de la Cadena SER (1), precisó sus declaraciones al periódico Público (2) sobre Izquierda Unida (IU). De la entrevista en la que realizó aquellas declaraciones, concedida a los periodistas Sergi Picazo y Marià de Delàs, Pablo Iglesias comenta haberse sentido entrevistado “por un dirigente de IU”, aludiendo al primero de los recién citados periodistas y que, en consecuencia, aquella se convirtió en una discusión política, de la que denuncia que se reprodujeran sus afirmaciones sobre IU pero no las del entrevistador que las habrían motivado, con lo que induce a pensar que las mismas fueron descontextualizadas.

En aquella entrevista de Público (2) consta que a la pregunta ¿cómo ve el proceso de negociación o de conversaciones para formar un ‘Ara Catalunya’ o una ‘Catalunya en Comú’ con ICV, EUiA, Procés Constituent?”, Pablo Iglesias responde “lo veo bien” y, inmediatamente, los periodistas hacen un inciso no solo para anunciar la conclusión de las precisiones de Pablo Iglesias a su respuesta, sino también una valoración psicológica de cómo las hizo: “… pero rechaza [refiriéndose a Pablo Iglesias] de plano el planteamiento de cualquier candidatura en forma de coalición de partidos. Lo hace con especial empeño, con énfasis creciente”. Y lo que a continuación consta son tres extensas transcripciones de afirmaciones de Pablo Iglesias, una a continuación de otra, sin que entre éstas medie una pregunta de los entrevistadores, quienes, al final de las mismas, afirman: “Y en ese punto, Iglesias se dirige directamente a los que considera exponentes de la vieja izquierda”, transcribiendo a continuación sus afirmaciones:

Os avergonzáis de vuestro país y de vuestro pueblo. Consideráis que la gente es idiota, que ve televisión basura y que no sé qué y que vosotros sois muy cultos y os encanta recoceros en esa especie de cultura de la derrota. El típico izquierdista tristón, aburrido, amargado..., la lucidez del pesimismo. No se puede cambiar nada, aquí la gente es imbécil y va a votar a Ciudadanos, pero yo prefiero estar con mi cinco por ciento, mi bandera roja y mi no sé qué. Me parece súper respetable, pero a mí dejadme en paz. Nosotros no queremos hacer eso. Queremos ganar…”.

Es obvio que Pablo Iglesias, con aquellas afirmaciones, achaca una retahíla de descalificaciones a “vosotros” (2ª persona del plural), es decir, a las personas allí presentes durante la entrevista, los periodistas pero, a continuación afirma: “…Preocúpate de otra cosa. Deja de estar tan preocupado con las cosas que nosotros hacemos y con lo que nosotros proponemos. Sigue viviendo en tu pesimismo existencial. Cuécete en tu salsa llena de estrellas rojas y de cosas, pero no te acerques…”, es decir, usa la 2ª persona del singular, lo que permite concretar sus descalificaciones en uno de aquellos periodistas, con quien, qué duda cabe, entabló una agria discusión.

El simple análisis recién expuesto confirma lo declarado al respecto por Pablo Iglesias Al Rojo Vivo (3): “…en realidad no actué como hay que actuar en una entrevista, actué como se actúa en una discusión y, seguramente, si se hubiera grabado en vídeo se vería un debate, una discusión...”. Entonces, cabe preguntarse aquí ¿por qué los periodistas Sergi Picazo y Marià de Delàs no advierten que durante aquella entrevista uno de ellos entabló una discusión con el entrevistado y la reprodujeron íntegra para que sus lectores la valoraran? La respuesta es obvia si se tiene en consideración el uso que los medios de comunicación de masas han hecho de las frases de aquella discusión. 
  





DdA, XII/3011

3 comentarios:

Fackel dijo...

Amigo Félix, el politólogo emergente va de sobrado, como decimos en la Castilla profunda, dejémonos de historias. Esta opinión está muy extendida. Uno es muy mayor para chuparme el dedo por tirios y troyanos.

Un abrazo.

antaramayona dijo...

Pablo Iglesias fue bastante impresentable en la entrevista y posteriormente en Hora 25 y otros programas, donde mata primordialmente al mensajero. Si un aspirante a Presidente del Gobierno español se lía a bastonazos dialécticos en una entrevista, es fruta muy, muy inmadura para el cargo.

Anónimo dijo...

Están por verse las virtudes y las maravillas de los politólogos en alza. A algunos solo nos transmiten discordia, y oportunismo. No nos gusta esa descalificación para los que no piensan como ellos. A muchos nos han perdido de entrada con ese estilo soberbio e impositivo, pero se ve que en el esquema élite (que es lo que se pretenden y la élite siempre conduce a constituirse en casta si dura) les gusta arrastrar masas. Nada nuevo bajo el sol de la historia. De ideas de fondo, NI IDEA, NI SE SABE DE QUÉ VAN.

Fermín.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario