martes, 26 de mayo de 2015

LOS INTERESES CIUDADANOS, POR ENCIMA DE LOS PARTIDOS


manos
Fernando de Silva
 Tras las elecciones del 24M, para satisfacción de una mayoría consciente de su triunfo y el sufrimiento de los grandes derrotados, la palabra Podemos es la más pronunciada por todos. Y es que estos bolivarianos radicales de ultra-izquierda tarde o temprano van a salirse con la suya, y están dispuestos a acabar con la democracia, pero en las urnas y por voluntad popular.
Bromas aparte, la resaca de las elecciones del pasado domingo está poniendo a cada uno en su sitio, y las tertulias de la derecha ultra-conservadora, es decir casi todas, se han convertido en más que divertidas, y muy pronto competirán con Sálvame de Lux, como programas de entretenimiento y de exhibición de las bajezas morales más exóticas; destacando, como bufón de la corte de Don Mariano, a un tal Marhuenda, que ni las tempestades consiguen despeinar.
Los momentos que vivimos sirven para distinguir entre los que son realmente demócratas y quienes solo se disfrazan para aparentarlo, con el único objetivo de  alcanzar el poder, y utilizarlo después de forma espuria contra los que lo han permitido con sus votos. Y en este grupo incluyo a la mayoría de los dirigentes del PP, por ser nulas sus convicciones democráticas, y a sus cortesanos mediáticos. La genética está de moda y no están dispuestos a traicionar las leyes de la biología, que para eso tienen pasado.
Los grandes derrotados, y en ellos incluyo al Partido Popular y a sus medios afines, no acaban de asimilar que los ciudadanos han hablado en las urnas, y asumen con sus votos que la pluralidad es buena y el pacto será constructivo y necesario en el futuro inmediato. Nadie debe rasgarse las vestiduras porque así sea, y resultará muy positivo para erradicar cualquier tentación de corromperse. No cabe duda de que con  el entendimiento entre los más afines se fortalecerá la democracia, al priorizarse la defensa de los intereses de los ciudadanos por encima de los partidos, y eso es bueno para todos.
Quienes así no lo crean, es que no han entendido nada.
SinLaVenia  DdA, XII/3013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario