viernes, 18 de mayo de 2018

ENTREVISTA A LULA DA SILVA: NO FUI ELEGIDO PARA TRANSFORMARME EN LO QUE ELLOS SON

Lazarillo 

La verdad vencerá. El pueblo sabe por qué me condenan es una extensa entrevista realizada en febrero pasado al ex-presidente brasileño, que ahora ha publicado la editorial El viejo topo. Un libro que es, además de una interesante reflexión sobre poderes y oligarquías, un poderoso alegato tras su juicio político.
El pasado mes de abril el ex-presidene Lula entraba en prisión para cumplir 12 años de condena. Lo hacía tras un juicio plagado de irregularidades y en el que la acusación no logró aportar suficientes pruebas que justificaran dicha condena. Así, y sin tan siquiera esperar a agotar los plazos legales, el juez acusador Sérgio Moro dictaba su inmediato ingreso en prisión. No habían pasado ni 24 horas desde que el Supremo Tribunal Federal (STF) había decidido denegar el último recurso de Lula. ¿La razón de fondo de todo este proceso? Tras el impeachment de Dilma Rousseff, Lula había decidido presentase a las próximas elecciones presidenciales, y todas las encuestas pronosticaban su victoria. Había que evitar que volviese a vencer en las próximos comicios, y la cárcel representa hoy el único método efectivo para conseguirlo.
“La desigualdad brasileña no es una fatalidad. Tiene autores identificables, padres conocidos. De ahí la reacción feroz de la casta dominante a la perspectiva de la vuelta del PT al poder: es de lo que trata este libro.” – Luis Fernando Verissimo.
Y es que su victoria representaría la condena popular del golpe, además del retorno de una izquierda que sacó a millones de brasileños del hambre, que apostó por la educación y que, en el poder, tuvo un comportamiento escrupulosamente democrático. Una izquierda así debía ser criminalizada, cercenada, y para ello nada más eficaz que encarcelar a su figura más representativa y popular.
“Cuando el proceso de impeachment de la presidenta Dilma Rousseff se desencadenó, tal vez no todos los sectores políticos, ni los que ya gritaban contra el golpe, tuvieran conciencia clara de la naturaleza de lo que estaba sucediendo. Hoy ya no es posible tener dudas. Hay un intento de silenciamiento absoluto de la voz popular en la política brasileña.” – Luis Felipe Miguel en el prefacio del libro La verdad vencerá.
El procesamiento de Lula pone descaradamente de manifiesto que algo está podrido en el sistema judicial brasileño, evidenciando procedimientos y prácticas incompatibles con principios y garantías fundamentales de un Estado de derecho democrático. De hecho, Lula no fue objeto de una investigación porque hubieran surgido indicios que sustentaran la sospecha de prácticas corruptas. En realidad la Policía, el Poder Judicial y los grandes medios de comunicación se pusieron a la caza de cualquier elemento que pudiera ser utilizado para acusar al ex-presidente. Siempre fue una condena en busca de una prueba. La verdad vencerá da buena cuenta de ello.
En este libro, el ex-presidente explica lo ocurrido y describe las maniobras que desde hace tiempo la oligarquía brasileña lleva a cabo para desmontar los programas sociales que él mismo implementó. Un texto imprescindible para comprender las razones de fondo que han impulsado a los poderes fácticos a quitarse las máscaras y recuperar el control del estado a través de sus instituciones.
“La oligarquía, en eterna vigilancia contra el nacimiento de una izquierda viable, se dio cuenta de su distracción y ahora se apresura a corregirla, incluso si tiene que incurrir en el sacrificio de convenciones legales y requisitos éticos.” – Luis Fernando Verissimo en el prólogo del libro La verdad vencerá.
DdA, XIV/3852

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario