domingo, 19 de marzo de 2017

EL MANGLAR Y LOS 50 AÑOS DEL ESTRENO DE "LA MÁSCARA" JUVENIL


Félix Población

El pasado viernes asistí en Oviedo a la presentación del libro del periodista Luis Miguel Piñera Domingos en rojo (Historia del Día de la Cultura en Gijón / 1972-1984), que hace una crónica de esta celebración a lo largo de esos trece años, con un balance de casi un cuarto millón de asistentes a la hermosísima Carbayera de los maizales, en las afueras de la ciudad asturiana. Este evento fue desde sus inicios una cita popular de la cultura de resistencia al tardofranquismo.

El acto de presentación tuvo lugar en El Manglar, un nuevo y acogedor lugar de encuentro para la cultura popular y las transformación social, situado en el corazón del viejo Oviedo, que gracias a sus entusiastas promotores mantiene desde hace meses un muy activo calendario de eventos socioculturales, y es, a su vez, un atractivo restaurante de comida vegetariana con el que dar soporte económico a todos sus actos.

Durante la presentación de libro se hizo un recorrido por la actividad cultural antifranquista llevada a cabo tanto en Oviedo como en Gijón en el transcurso de la dictadura, con la presencia en el aforo de algunos de sus curtidos protagonistas. Ese mismo día un amigo me había entregado un pequeño recorte del diario El Comercio, correspondiente a su sección Viejo Gijón, en el que hacía memoria -bajo el tituar Teatro alternativo- del cincuentenario del estreno por parte del grupo juvenil La Máscara (Teatro de cámara del Ateneo Jovellanos) de las obras de Valle Inclán Sacrilegio y de Eugene O'Neil Aceite.

Celedonio González, Félix Población, Eladio de Pablo, Rodolfo Díaz, Ángel César Gómez y Carlos Hernando dieron vida a la siempre difícil representación de Valle, leo en el el citado periódico. Manuel Arenas, Mariano Toledano, Miguel Bonhome, Félix Población, Carmen Miranda y Carlos Martínez interpretaron los personajes de la obra de Eugene O'Neill. Vaya para todos ellos mi más afectusoso recuerdo al cabo de medio siglo.

Para quien esto escribe, ver reverdecer en El Manglar de Oviedo lo que hace cincuenta años fue el inicio de su trayectoria de compromiso por una cultura libre y democrática, ha sido sumamente reconfortante. Como entonces, sigue siendo de suma necesidad para la salud y el porvenir cívico del país.

DdA, XIV/3491

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario