miércoles, 27 de mayo de 2015

ENRIQUE TIERNO: EL ATENEO DE MADRID NO DEBE CONVERTIRSE EN UN MERCADEO DE SALAS Y ACTIVIDADES

image 

Rafael Jiménez Claudín

El profesor Enrique Tierno ha declarado hoy a los medios de comunicación que el Ateneo de Madrid debe mantener sus esencias de foros de debate y foco de cultura, y no mercantilizar sus actividades con objetivos de lucro.
La comparecencia de Enrique Tierno ante los medios estaba motivada por la elecciones a la presidencia del Ateneo de Madrid, el 28 de mayo de 2015, fecha en la que los socios deberán elegir entre la continuidad del actual equipo o inclinarse por adaptar la institución a la época actual.
Pero el origen de este artículo está en una tertulia republicana a la que asistí ayer (25 de mayo), en la que Enrique Tierno tenía previsto hablar sobre “La niña bonita” en uno de los salones del Ateneo, presentado por Asunción Valero y asistir a un coloquio posterior moderado por César Herrero.
image
Tras una exposición inicial de Tierno sobre cómo la Segunda República heredó de la Primera la figura de “La niña bonita”, y unas primeras intervenciones en las que se le pedía que abandonara el perfil académico para comprometerse en la demanda de una Tercera República en España, la tertulia, pese a los buenos oficios de Herrero, finalizó a voces y gritos porque algunos asistentes no dejaron pasar la ocasión de reproducir, ochenta años después, las posiciones viscerales que en el ámbito de la política dividieron a los republicanos de entonces mientras la derecha reaccionaria y una iglesia católica ultramontana preparaban el pronunciamiento militar que acabo en sublevación contra el Gobierno.
Y fue haciendo pasillos con conocidos desde la época de la transición cuando tuve conocimiento del proceso electoral en curso, de las lamentaciones por la degradación de la tradición ateneista en favor de la mercantilización de los recursos y actividades promovidas por los socios, y de cómo se veía con esperanza la aparición de “Candidatura Ateneista Unitaria Tierno Galván”, nombrada así para hacer visible la intención de dirigir la institución con los criterios de integridad moral y rigor en la gestión que caracterizaron al “Viejo profesor” al frente del Ayuntamiento de Madrid, candidatura encabezada por su hijo Enrique Tierno.
Entre los datos que alimentan la sensación de crisis de los socios allí presentes, había algunos llamativos:
  • Los socios han disminuido de unos 7000 en los años 90 a 1913, a pesar de que la cuota de inscripción, de 110 euros, se ofrece por la mitad, y de que se han establecido descuentos en la cuota trimestral de 67 euros para jubilados, jóvenes
  • La Biblioteca, una joya del siglo XIX, con 400 plazas de lectura, apenas si está ocupada a diario por los socios, y no cuenta con presupuesto para nuevas adquisiciones de libros.
  • El presupuesto actual del Ateneo de Madrid es de 1.300.000 euros, y está pendiente de aplicar un expediente de regulación de empleo para ahorrar 300 000 euros anuales.
Para hacer frente a esta situación crítica, dijeron mis interlocutores, el actual equipo directivo apuesta por rentabilizar las instalaciones mediante el alquiler de salas para conferencias, salas de exposiciones y su histórico salón de plenos, así como recurrir a aportaciones de patrocinio comercial, para el que se han anunciado preacuerdos con Samsung, con la Biblioteca como objetivo, y con el Banco de Santander para la promoción de actividades.
La alternativa que ha presentado hoy la candidatura de Enrique Tierno pasa por no renunciar a la labor clásica de Ateneo como foro presencial de debates e institución cultural de referencia, adaptando su funcionamiento a la época actual, recurriendo a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación para conseguir mayor cercanía con los socios actuales y conseguir que las nuevas generaciones se sientan atraídas por la institución, garantizando así un futuro solvente.
Algunas propuestas que me resultaron atrayentes son:
  • Restablecer las corresponsalías científicas y literarias con otros ateneos e instituciones culturales y educativas.
  • Presentar el Ateneo a la juventud que se forma en institutos y universidades como centro al que pueden acudir a debatir y a formarse, y del que podrían ser futuros socios.
  • Adaptar la actual biblioteca a la demanda del Siglo XXI mediante la digitalización de fondos y la interconexión con los ateneos en español en todo el mundo.
  • En el ámbito cultural y científico, lanzar anualmente la “Semana de la Lengua” y la “Semana de la Ciencia”, además de crear el “Premio de Novela ateneo de Madrid”
  • Como fuentes de financiación, establecer un Plan Trienal Económico y Financiero que ofrezca garantías a las instituciones públicas que pueden subvencionar las actividades propias del Ateneo y el mantenimiento de su patrimonio.
  • Recuperar socios que han abandonado la institución por desencanto y lanzar iniciativas para captar dirigentes sociales, políticos y económicos que puedan aglutinar de nuevo los varios miles de socios que se necesitan para mantener con solvencia las actividades.
  • Aceptar la colaboración privada en el desarrollo de las actividades cuidando de que no interfiera con los objetivos sociales de la institución.
  • Poner las actividades propias del Ateneo en los circuitos de información de las redes sociales para fomentar la interacción con los propios socios y atraer nuevas contribuciones.
Como concluyó su comparecencia ante los medios Enrique Tierno, una institución como el Ateneo, emanada en el siglo XVIII del espíritu de las revoluciones burguesas, no puede subsistir en siglo XXI sin proyectarse al exterior, y puso como ejemplo que los debates presenciales deberán estar precedidos de una “antesala virtual” interactiva y seguidos de una “salida virtual” con enlaces específicos y que permita preguntas y opiniones sobre el propio debate.
En las elecciones parciales de este 28 de mayo de 2015 se cubrirán los puestos de presidente, al que opta Enrique Tierno Pérez-Relaño, el vicepresidente segundo al que opta Antonio Chazarra Montiel, la secretaría primera, a la que opta Estrella Rojo González, el depositario, al que opta Daniel Pacheco Fernández, el bibliotecario, al que opta Carlos A. de Mendoza Bullón y la vocalía primera,a la que se presenta María Teresa Pedraza Guzmán de Lázaro.

DdA, XII/3014

1 comentario:

Revista Panacea dijo...

Excelente la revitalización prevista para el Ateneo.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario