sábado, 3 de noviembre de 2018

¿PARA CUÁNDO UN HOMENAJE DEL EJÉRCITO A SUS COMPAÑEROS ASESINADOS POR DEFENDER LA LEGALIDAD REPUBLICANA?

General Aranguren
Lazarillo

Esta es la información dada a conocer por el diario Público recientemente: “No puedo visitar las fosas, en todo caso en otro momento, lo haré de paisano, vendré y las visitaré, porque me interesa la historia”.  Respuesta dada por el teniente coronel Ardanaz, del acuartelamiento Daoiz y Velarde, de Paterna, tras finalizar el acto castrense programado en honor a los "Caídos por España", a la petición realizada por Javier Parra, concejal de Esquerra Unida de Paterna y secretario general del Partit Comunista del País Valencià.
Tal y como estaba previsto, los trabajos en las fosas de los represaliados republicados entre 1939 y 1956 en el cementerio de Paterna, comenzaron a las 8 de la mañana. Poco a poco numerosas personas han ido llegando al lugar, portando algunas banderas republicanas y rojas del PCE, mientras una discreta presencia de policía local y nacional tomaban posiciones en los accesos al lugar.
Poco antes de las 9 de la mañana hizo acto de presencia el piquete que iba rendir honores a los Caídos por España, liderados por el teniente coronel Carlos Ardanaz, según fuentes de la policía local consultadas. Y tal como estaba previsto, en formación y a buen ritmo, la unidad militar atravesó el cementerio, en un cuyo primer cuartel se encuentran la mayoría de las fosas de los 2.238 ajusticiados por el franquismo, a lo largo de 17 años. Los militares, siempre mirando al frente, pasaron de largo sin prestar atención a los presentes junto a las fosas, siendo seguidos por otros invitados al acto, encabezados por concejales del PSOE, PP y Ciudadanos. Ni Compromís, ni Podemos, ni EUPV quisieron participar en el acto".

Suscribo ante esta noticia la pregunta formulada por mi estimado amigo el historiador Félix Vidal: ¿Para cuando un homenaje de los militares a sus compañeros asesinados por mantener su juramento de lealtad a la legalidad republicana? Ahí van solo algunos nombres de generales, a modo de ejemplo: Caridad Pita, Battet, Aranguren, Escobar, Campins, Salcedo, Martínez Cabrera, Núñez de Prado. Los citados eran todos católicos y de derecha, y de alguno de ellos se desconoce todavía el lugar donde están enterrados sus restos.

Sirvan también para la ocasión estas referencias a vuelapluma: El general Mola hizo fusilar a su superior, el general don Domingo Batet Mestre. El general de reserva Saliquet procedió de idéntica manera en la VII Región Militar (Valladolid) haciendo fusilar al capitán general de dicha región, el general de división don Nicolás Molero Lobo. En Sevilla, Queipo de Llano hizo fusilar al capitán general de la II Región Militar, José Fernández Villa Abràille, ocupando seguidamente su puesto. Otro tanto sucedió en Galicia (VIII Región Militar), donde el capitán general Enrique Salcedo Molinuevo fue pasado por las armas y sustituido por un coronel. En Granada, los partidarios de Franco fusilaron al general Miguel Campins, gobernador militar de la plaza.  El general Núñez Prado fue fusilado en Zaragoza; el general Caridad Pita, en La Coruña; el general López Viota, en Sevilla; el general Mena Zueco, en Burgos; el coronel Carrasco Amilibia, en Logroño; el general Gómez Caminero, en Salamanca; el general Romerales, en Melilla; el comisario superior Arturo Alvarez Buyila, en Tetuán; el coronel inspector de la Legión Luis Molina Galano, en Ceuta.
Es de recordar que del total de 59 generales de brigada en 1936, 42 se mantuvieron fieles a la segunda República y diecisiete se sublevaron contra ella, sin que nuestra democracia borbónica haya tenido en cuenta hasta la fecha un homenaje de reconocimiento a los primeros por su compromiso con la legalidad constitucional, a la que algunos defendieron con su vida.

PS. Entre los militares fusilados también se encontraba el comandante de aviación Ricardo de la Puente Bahamonde, fusilado en Melilla en agosto de 1936. El comandante de la Puente era primo hermano y compañero de colegio de Franco.

               DdA, XV/4001            

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario