lunes, 5 de noviembre de 2018

EL HOMENAJE EN TRASCASTRO A LODARIO GAVELA, "EL MÉDICO QUE NO QUERÍA MORIR"

Estoy a punto de terminar la lectura de un libro de más de setecientas páginas sobre la vida y muerte de don Lodario Gavela, un médico rural asentado en el norte de la provincia de León, vilmente asesinado en 1947 por la dictadura por socorrer a los fugados en los montes del entorno cuando requerían asistencia médica. Les confieso que, en primera instancia, una obra tan voluminosa sobre una personalidad de la que lo desconocía casi todo, por noble y solidario que hubiera sido su desempeño profesional, me tiró un poco para atrás. Les puedo asegurar a quienes sigan este DdA que El médico que no quería morir es un libro intenso, magnífico y muy recomendable, escrito con tanta sensibilidad como inteligencia literaria. Hablaremos de eso otro día. Hoy me limito a recoger estas notas de su autor, Alejandro Álvarez López, con motivo de su estancia en la comarca donde don Lodario dejó, al parecer, dispar memoria. Lazarillo


HONRAR A LOS MUERTOS
Este fin de semana pasado he estado en Fornela, como muchas y muchos vecinos que acudieron a honrar a sus muertos. Cuando vi a la gente llevar ramos de flores al cementerio para depositarlos en las tumbas de sus difuntos no pude evitar recordar que este país nuestro es el segundo país del mundo, después de Camboya, con más asesinados desaparecidos en las cunetas. Son los más de 130.000 asesinados por el fascismo que aún permanecen en tumbas no levantadas para entregar sus restos a los familiares, los cuales no pueden aún honrarlos en este día señalado para el recuerdo de nuestros difuntos.
  LOS EFECTOS DE LA NEVADA
El miércoles los pueblos y las montañas de Fornela aún estaban vestidos de blanco por la nevada que había caído durante el fin de semana, pero los efectos de la misma eran bien visibles. Llegó pronto, quizás antes de tiempo, esa nevada de unos 50 cm, y los árboles, frondosos y desprevenidos, sin haber notado aún el efecto del otoño, engañados por las temperaturas veraniegas del “veroño” que venían disfrutando, no pudieron soportar el peso de la nieve caída y acumulada en sus ramas, todavía llenas de hojas. Robles, chopos, abedules, ciruelos, manzanos, perales, cerezos,... sufrieron la embestida como el efecto de huracán: unos, arrastrados por el peso de la nevada, dejaron al aire sus raíces; otros, vieron sus ramas desgajadas, y algunos, su tronco desgarrado por el peso equilibrado de sus ramas simétricas. No todo fue negativo en este envite de la nevada imprevista: en la zona quemada en septiembre, que se había librado de tormentas, la nieve compactó la tierra y las cenizas surgidas del fuego, impidiendo que fuera arrastrada, lo que permite augurar que la primavera vista de verde pronto aquel espacio que, cuando la nieve había desaparecido, estaba vestido de un negro fúnebre, en consonancia son el día de difuntos.
ARTÍCULO DE CRÍTICA POR LA “EQUIDISTANCIA” QUE EL AYUNTAMIENTO HABÍA TENIDO EN EL HOMENAJE AL DR. LODARIO GAVELA
Durante estos días alguna persona me preguntó en qué me fundaba para criticar al alcalde porque “el ayuntamiento que preside se mantendría totalmente al margen del mismo y del monolito que recuerda al doctor Gavela” [cita del artículo “Ética y política frente a electoralismo”, publicado en el Diario de León el 14/09/2018]. No voy a repetir los argumentos del artículo ni las explicaciones que ya di en mi Facebook. Me limitarré a poner aquí, para satisfacer esas preguntas, copia literal del acta del día 09/08/2018 del ayuntamiento de Peranzanes, en lo referente al punto del orden del día que lleva por título:
"SOLICITUD DE APORTACION ECONÓMICA PARA HOMENAJE A DOCTOR LODARIO GAVELA
"Por don N.C.A. [secretario de la comisión organizadora] se ha solicitado ayuda económica y colaboración institucional para el homenaje al doctor Lodario Gavela que se pretende acometer en Trascastro. Se procede a dar lectura del escrito de solicitud [...]. Examinado lo cual se procede a ceder la palabra a los asistentes [...intervienen todos los asistentes], manifestando todos ellos su negativa a aportación económica, dejando igualmente constancia de que no asistirán al acto, fundamentando todos ellos en la misma linea, alegando ser representantes de todos los habitantes del municipio, y dada la controversia entre los vecinos, por posturas de a favor o en contra del acto, se posicionan neutralmente [esa “neutralidad” o esa “equidistancia” entre víctimas y asesinos fue el eje de mi crítica en el mencionado artículo]. Finalizadas las intervenciones de los sres. concejales por el Sr. Alcalde se dejan constancia de que asistirá si bien en calidad de vecino del Municipio y no de representante del Ayuntamiento, fundamentandose en que no se ha formalizado invitación alguna por parte de los organizadores del acto remitido al Ayuntamiento [no se hizo tal invitación porque una semana antes el alcalde había manifestado —cito literalmente—: “que el ayuntamiento no iba a participar de ninguna forma en la construcción de la base y la colocación del monolito, para evitar suspicacias”. Y a ese cálculo electoral me refiero en el artículo]. Añadiendo que dada la unanimidad en cuanto a la negativa a aportación económica suscribe la misma".
El acta puede leerse por Internet o en el propio ayuntamiento.

                    DdA, XV/4003                   

3 comentarios:

Joaquín Álvarez dijo...

Gracias Felix Población. Abrazo.

Félix Población dijo...

Enhorabuena al autor.

Unknown dijo...

Félix, muchas gracias por tus generosas palabras sobre el libro Rosa y sobre todo contribuir a que se extienda el conocimiento sobre la barbarie fascista y y a que nuestra gente se sensibilice frente a esa barbarie en un momento en que la intolerancia de raíz fascista está extendiéndose. Un abrazo.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario