martes, 11 de septiembre de 2018

PARA NO SER IGUALES, CARMEN MONTÓN DEBERÍA HABER DIMITIDO YA



Félix Población

El Instituto Público de la Universidad Juan Carlos I, que dirige el señor Álvarez Conde y está siendo investigado por los tribunales de justicia después de los casos Cifuentes y Casado, vuelve a la actualidad más perdurable de los medios de comunicación (la corrupción) porque quien está al frente de ese departamento alterna con el poder político a base de repartir prebendas, ya sea al Partido Popular o al Partido Socialista.

Supongo que a estas horas de la mañana, el presidente Sánchez Pérez-Castellón esté celebrando con su ministra de Sanidad una reunión que sirva para que, en breve, la señora Carmen Montón dimita, algo que debería haber hecho ya, sobre todo después de haber manifestado en público –en alusión a los casos Cifuentes y Casado- que “no somos iguales”. Hasta seis falsedades ha encontrado eldiario.es en las declaraciones de la ministra, una vez este periódico publicó las irregularidades que se dan en su máster.

No son iguales los casos, pero en todos salta a la vista que esas irregularuidades existen y y que se ha dado un manifiesto trato de favor. Siendo así, está tardando en exceso la ministra de Sanidad –a quien hay que reconocerle el mérito de restablecer la sanidad universal en España- en dimitir de su cargo.

Es de recordar que el partido al que pertenece Carmen Montón presentó en su día, ante las irregularidades del máster de la presidenta de la comunidad de Madrid, una moción de censura. Si se tiene en cuenta  que será este mes cuando el Tribunal Supremo decidirá si se investiga a Pablo Casado por su máster, después de que la jueza considerase que el actual presidente del Partido Popular formó parte de un grupo de elegidos a los que se les regaló esa titulación, no le cabe otra a la señora Montón que irse. 

Estoy por asegurar que lo sabremos en el transcurso de la mañana, porque tanto en el Gobierno como en el Partido Socialista hay voces que reclaman la dimisión de la ministra. Es una pena y una decepción más que doña Carmen no reparase que para no ser iguales a Cifuentes o a Casado ella hubiera tenido que dimitir ayer mismo. 

Lamentable que el único mensaje emitido hasta ahora desde La Moncloa haya sido que Montón "ha dado explicaciones amplias, claras y transparentes", porque supongo que lo que en breve pueda salir de Presidencia del Gobierno es que esas explicaciones no lo han sido y, por lo tanto, le toca a la ministra de Sanidad lo que le tocó el de Cultura hace meses. 

PS. Me permito dudar de la retirada definitiva de la política de Soraya Sáenz de Santamaría, así como de la permanencia en ella de Pablo Casado.

DdA, XV/3950

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario