miércoles, 9 de mayo de 2018

EL DUCADO DE FRANCO ES SÓLO UNA CUESTIÓN DE HONOR


Félix Población

En la sesión de control al Gobierno celebrada ayer en el Senado, el ministro de Justicia ha dicho que el ducado de Franco permanecerá entre nosotros, tras la muerte de la hija del dictador, pues lo heredará sin ningún problema su nieta, Carmen Martínez Bordiú.
El señor Catalá respondió a la pregunta  de la senadora socialista Fuensanta Lima, que quería saber si le parecía pertinente mantener ese título nobiliario, que manteniendo ese ducado lo que el Gobierno hacía era “cumplir la ley y aplicar todas las normas que en un Estado de Derecho estén en vigor".  A lo que agregó: “Mientras no se modifique la ley que se refiere a los títulos nobiliarios, su departamento acatará esa normativa y no piensa promover ninguna iniciativa para cambiarla”.
Lo que más me llamó la atención de las palabras del ministro fue subrayar que el ducado de Franco no genera ningún privilegio, pues se trata de un título simplemente honorífico, algo que pone en cuestión el concepto que del honor puede tener Catalá. Sobre tal pormenor aconsejo la consulta del diccionario de la Academia de la Lengua, de modo que se tenga así más claro que dispensar honores a la descendencia de un dictador pone en entredicho el honor del régimen democrático que los mantiene o preserva. 
Ese honor viene acompañado, en el caso del partido en el Gobierno, por unos precedentes que constan en las hemerotecas y que pasan por las subvenciones públicas a la Fundación Francisco Franco, de las que el mismísimo presidente del Gobierno dijo no tener noticia en una entrevista con Pepa Bueno en la SER. El propio Ejecutivo reconoció que durante la segunda legislatura  presidida por José María Aznar se le dieron subvenciones de libre concurrencia a la Fundación Franco en los años 2000 y 2003.

Con el título honórifico de duquesa de Franco podría heredar también Carmen Martínez Bordiú un segundo honor: el de presidenta de la Fundación Franco que asimismo tuvo su madre. Esta institución realiza actualmente una campaña para recabar nuevos adherentes, que por honor quieran colaborar, a quienes recuerda el honor que supone que “las deducciones por donativos a fundaciones aplicables al IRPF” aumentaron al 75% con los primeros 150 euros de donativos. Además, si mantienen una fidelidad con una entidad durante varios años, su deducción aumentará en un 5%. Por ejemplo: Si se donan 150 euros, Hacienda les financiará 112,5 euros, y su coste real será de solo 37,5 euros”, leemos en la información promocional de tal honor.   

PS. Todo un teniente general retirado, premiado en su día por Aznar, llama a luchar contra la izquierda desde la Fundación Franco. (Público.es).

DdA, XIV/3844

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario