lunes, 23 de abril de 2018

¿Y SI LO DE CIFUENTES SE QUEDARA EN EXPEDIENTAR AL FUNCIONARIO QUE LO DESTAPÓ?

Félix Población

Acabo de leer (cadena SER) que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos I (URJC) de Madrid, implicada en la concesión de un título de master fraudulento a la presidenta del gobierno regional que la financia, ha anunciado que ese centro abrirá un expediente contra el responsable de trasladar a la prensa el caso, al considerar que se pudo incumplir la ley de protección de datos.
Así lo revela Javier Ramos en una entrevista mantenida con la Agencia Efe, en la que no desvela el nombre de este empleado que, a su juicio, ha provocado un "perjuicio" a la URJC al hacer público el caso en lugar de trasladarlo al gobierno universitario. Tengo para mí, y así lo quiero hacer constar, que si este funcionario hizo eso es porque, posiblemente, sin su mediación trasladando esa ilegalidad a la prensa, nunca nos habríamos enterado del asunto, porque quizá trasladando el mismo al gobierno universitario no habría salido a la calle.
A la calle salió a dar explicaciones falsas el rector Ramos, con una primera comparecencia absolutamente lamentable, en compañía de dos catedráticos igualmente falaces, sin que haya tenido la dignidad de dimitir. La desvergüenza para no hacerlo, después de mentir, permite suponer qué hubiera ocurrido si el trapo sucio quedara a expensas del gobierno de la casa que encabeza.
Me parece bochornoso que con ocasión del master de doña Cristina solo purgue responsabilidades, hasta el momento, ese anónimo funcionario. ¿Alguien se imagina si de todo este tinglado de componendas y trapacerías únicamente pagara el pato el funcionario que  las denunció como lo hizo -dándolas a conocer a un medio de información-, acaso porque no se fiara del gobierno del centro en el que se dieron y que tuvo, entre otras de sus galas recientes y muy sonadas, la de contar con un anterior rector plagiario?

PS. Escrito lo anterior, leemos en eldiario.es que no consta en ningún lado el nombramiento por el rector como jefa del servicio de promoción de asociaciones culturales de la funcionaria que alteró las calificaciones de Cifuentes.

*Artículo publicado hoy en El Salto

DdA, XIV/3828

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario