sábado, 21 de abril de 2018

EXPEDIENTAN AL FUNCIONARIO QUE REVELÓ EL MASTER TRAPACERO DE CIFUENTES


Félix Población
Acabo de leer (cadena SER) que el rector de la Universidad Rey Juan Carlos I (URJC) de Madrid, implicada en la concesión de un título de master fraudulento a la presidenta del gobierno regional que la financia, ha anunciado que ese centro abrirá un expediente contra el responsable de trasladar a la prensa el caso, al considerar que se pudo incumplir la ley de protección de datos. Así lo revela Javier Ramos en una entrevista mantenida con la Agencia Efe, en la que no desvela el nombre de este empleado que, a su juicio, ha provocado un "perjuicio" a la URJC al hacer público el caso en lugar de trasladarlo al gobierno universitario. Tengo para mí, y así lo quiero hacer constar, que si este funcionario hizo eso es porque, posiblemente, sin su mediación trasladando esa ilegalidad a la prensa, nunca nos habriámos enterado del asunto, porque quizá trasladando el mismo al gobierno universitario no habría salido a la calle. A la calle salió a dar explicaciones falsas el rector Ramos, con una primera comparecencia absolutamente lamentable, en compañía de dos catedráticos igualmente falaces, sin que haya tenido la dignidad de dimitir. La desvergüenza para no hacerlo, después de mentir, permite suponer qué hubiera ocurrido si el trapo sucio quedara a expensa del gobierno de la casa. Que todo esto lo pague el anónimo funcionario me parece bochornoso. ¿Vomitivo? También.

DdA, XIV/3826

1 comentario:

Jaime Richart dijo...

Fue odiosa la dictadura. Aunque tenía una ventaja: todo el mundo sabía más o menos a qué atenerse. Este régimen, que no es oficialmente dictatorial pero tampoco democrático, en muchos aspectos nos hace preferir la dictadura del último tramo. Porque salvando innumerables factores comparativos: época, mentalidad, UE, etc, la sensación de vivir permanentemente una farsa y ya la convicción que nos van transmitiendo los dirigentes allá donde se encuentran, de que los vicios de este funesto marco político son incluso peores que los del franquismo tardío y que se hace ley no escrita que deben pagar siempre las consecuencias de las decisiones y de las trapisondas del mando, como en un cuartel, los más débiles del escenario, mueve permanentemente a rebelión, a sedición, a revuelta, a separatismo, a revolución...

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario