lunes, 19 de marzo de 2018

EL PERIODISMO QUE DESMAYA A UN CIUDADANO SENEGALÉS GOLPEADO POR LA POLICÍA



Félix Población


Bien sabido es y a todos nos consta que nuestras grandes ciudades  se caracterizan hoy en día por la proliferación de cámaras de seguridad en todo el espacio urbano más céntrico, algo que en estos azarosos tiempos en que el terrorismo internacional ha ocasionado en repetidas ocasiones crudelísimos y horrorosos atentados puede contribuir al reconocimiento y persecución de los ejecutores.

Junto a esa proliferación de cámaras fijas, el ciudadano dispone desde hace bastantes años de ese aparatito tan de uso y abuso por parte de la mayoría de la población al que llamamos móvil, provisto de su correspondiente cámara, de fácil y pronto uso ante cualquier evento que ocurra o pueda ocurrir delante de nuestros ojos. 

Quienes ejercen el periodismo deberían saber que esa sencilla herramienta puede facilitar exclusivas noticiosas de sumo valor, capaces de desmontar cualquier otra fotografía, artículo, información o editorial que se oponga a una evidencia constatable. Ese ha sido el caso que lleva por titular el nombre de un ciudadano senegalés, Arona Diakhate, al que algún vecino de barrio madrileño de Lavapiés tuvo en el foco de su móvil con motivo de los disturbios ocurridos en la zona tras la muerte de otro ciudadano senegalés. 

A juzgar por las imágenes, que se difundieron de inmediato por las redes sociales, Arona fue golpeado por agentes de la policía nacional sin que al parecer mediara agresión física alguna por su parte, de ahí que redactar un pie de foto como el que aquí aparece en un determinado periódico, con uno de los agentes todavía con la porra en ristre, denote el periodismo basura que se practica en algunos medios. 

Lo cierto es que Arona Diakhate, ciudadano senegalés de 38 años, residente en el barrio madrileño de Lavapiés desde hace cinco, estaba en la calle el pasado jueves, cuando comenzaron los disturbios tras la muerte del mantero Mame Mbaye. “Estaba allí tranquilamente, me estaba preparando un cigarro”, afirma para describir una actitud que confirma el vídeo difundidos por las redes, en el que se ve a un policía golpeándole con la porra. La agresión le provocó una herida en la cabeza por la que necesitó 15 puntos de sutura en el hospital madrileño donde se le atendió.

No he podido constatar la cabecera a la que pertenece semejante y deleznable información, motivo también por el que la expongo a fin de que algún comunicante pueda identificar al medio. 

+@"Esto no va a quedar así", dice el herido.


DdA, XIV/3797

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo diría que La razón, pero no lo aseguro, o abc o el mundo, pueden ser varios.

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario