viernes, 16 de marzo de 2018

EL GOBIERNO Y CIUDADANOS PERVIERTEN LA LEGISLACIÓN PENAL


Félix Población

Del editorial del diario El País del día de la fecha (Utilizar las víctimas), es de resaltar el último párrafo a propósito de la negra jornada vivida ayer por el parlamentarismo español -son ya algunas cuantas por parte del partido en el gobierno y el gobierno mismo-, a propósito del debate de la ley de prisión permanente revisable, que se ha convertido en una sucia pugna de los dos partidos de la derecha (ahora doble como la monarquía), PP y Ciudadanos, por hacerse con los votos del sector más conservador del electorado español.

A la cabeza de esa lucha se ha puesto el gobierno de M. Rajoy, apelando al dolor y a la sed de venganza de los familiares de algunas víctimas para defender la prisión permanente revisable, según dice literalmente el aludido editorial. Hasta don Mariano ha dado por generalizado ayer esa defensa entre todos los ciudadanos de modo bochornoso. 

El llamamiento del diputado popular Bermúdez de Castro para que la oposición mirase a la cara a los padres de jóvenes asesinados y/o desaparecidos antes de decidir, resume a la perfección la deleznable estrategia gubernamental. Esos padres fueron saludados después por el jefe del Gobierno, con la oportuna exhibición de imágenes y vídeos, en la más repulsiva de las gestiones electoralistas a la que hemos asistido en los últimos tiempos.

A falta de ETA, cuyas víctimas asociadas tanto le sirvieron al Partido Popular con ese mismo fin, son ahora episodios como el reciente asesinato de un niño de ocho años los que un partido político infestado de corrupción emplea para subsanar en lo posible la notable pérdida de apoyo electoral que reflejan las encuestas, de la que Ciudadanos pretende servirse utilizando asimismo para crecer la misma y deplorable estrategema populista. Esa es la derecha que tenemos, de uno u otro color, vístase de azul o naranja, y no parece que sea posible otra.

Dice El País en su editorial y comparto: Ninguna pena (puede que ni siquiera la de muerte) será consuelo suficiente para los padres de un menor asesinado. Ninguna puede ser elaborada con tal fin. El Gobierno y ahora Ciudadanos desenfocan el problema con un populismo que aterra y que pervierte el final último de la legislación penal de un país democrático que, como España, registra un bajo nivel de delincuencia y una elevadísima ocupación carcelaria.

DdA, XIV/3795

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario