sábado, 7 de octubre de 2017

UNA ENTREVISTA INÉDITA CON JUAN GOYTISOLO EN "QUIMERA"


Félix Población

En junio de 2014, James Tenant publicó en la revista inglesa The white Review una larga entrevista con el escritor Juan Gaytisolo que hasta ahora no se conocía en castellano. Quimera abre su número de octubre con la interviú en la que el autor de El conde don Julián se refiere, entre otros asuntos, a la importancia que da a la oralidad en sus escritos, a los jóvenes escritores que valora –cita a Javier Pastor y Manuel Puig-, a su afán de buscar relectores y no lectores, a sus relaciones con la revolución en Cuba y la literatura de aquel país, a quienes le antecedieron en la literatura en su familia, al recuerdo de su madre fallecida durante el bombardeo franquista de Barcelona en la Guerra Civil, a su amistad con Genet  y sus puntos de vista sobre el mundo árabe (Siria, Liba, Marruecos), etc. En la entrevista anuncia Goytisolo que se está despidiendo de la escritura y que ya solo mantiene sus colaboración mensual con el diario El País, que muchos leímos durante muchos años.

En este mismo periódico colabora Andrés Rábago, El Roto, cuyas viñetas son indudablemente una de las secciones más leídas del diario, hasta el punto de considerarse auténticos editoriales, si no fuera porque los del rotativo están muy lejos de parecerse a los que firma Rábago. Se refiere el entrevistado a la Antitauromaquia elaborada con el escritor Manuel Vicent, en donde ha querido mostrar la crueldad y prepotencia del hombre frente a una animal aparentemente poderoso, pero infinitamente débil ante la maldad humana. Se muestra Rábago muy preocupado porque el lenguaje está hoy muy degradado, de la misma forma que están degradados otros territorios en los que nuestra mente penetra, desde la materia hasta las relaciones. El texto es fundamental en sus viñetas, por eso en ocasiones le cuesta encontrar la concreción precisa. También estima muy peligrosa la hipnosis colectiva que se percibe, hasta el punto de que la mirada al móvil se está convirtiendo en una auténtica patología social. La única posibilidad de cambio –afirma- es romper todos esos espejitos mágicos que nos ofrecen.

El dossier de la revista está dedicado en esta ocasión a seis literatos nacidos en los años setenta, empezando por Jorge Carrión y siguiendo por la poeta Marta Aguado, el escritor y ensayista Manu Espada, la novelista Lara Moreno, y los también novelistas Alejandro Pedragosa y Guillem López. Echamos de menos que, en lugar de un titular idéntico y poco informativo aplicado a cada una de las interviús (Entrevista a…), se le hubiera dado a cada entrevistado uno específico en relación con las características de  su obra o el contenido de sus respuestas. Es algo que la revista debería cuidar más al diseñar las presentaciones de este género periodístico. También son aconsejables los sumarios y una mayor visibilidad de los mismos cuando se insertan en el texto.

Aparte de las habituales secciones dedicadas a microrrelatos y poemas inéditos, en este número de octubre de la publicación podemos leer un artículo de Andreu Navarra  sobre “Novela y mercado laboral” y otro de Fernando Clemot que lleva por título “Juan Goytisolo: de vuelta a Campos de Níjar”, el magnífico libro de viajes del escritor fallecido en Marrakech el pasado mes de junio. “Goytisolo, en Campos de Níjar y La Chanca después–escribe Clemot-, no se conforma con describir con maestría una realidad crítica, sino que denuncia esl sistema con radicalidad. Señala de forma directa de dónde viene el mal”. Nada mejor que un artículo así para completar, con las reseñas de libros de las páginas siguientes, el número 406 de Quimera, abierto con una más que interesante entrevista inédita con Luis Goytisolo.

DdA, XIV/3657

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario