miércoles, 20 de septiembre de 2017

GOBIERNO DE LA MEDIOCRIDAD



Aquella Constitución que ha llegado hasta hoy fue precocinada con engaños y presiones cuarteleras en la sombra, justo para que los sempiternos dominadores de este país tuvieran las mejores condiciones para seguir sién­dolo.

Jaime Richart

Fijaos si son necios, además de prepotentes y ladrones, los que nos gobiernan y los jueces cómplices, que antes de declarar  la indepedencia y sin haberse celebrado siquiera la consulta popular, el referéndum, han tomado una serie de medidas ultrajantes contra los dirigentes de la Comuni­dad Catalana. Es decir, que están reaccionando frente a una supuesta contravención de la Constitución, que ellos se han pasado constantemente por el forro a lo largo de las legislatu­ras durante las que (es un decir) han gobernado; una imaginaria ilegalidad además en grado de tentativa. Concepto éste, el de tentativa, que significa muchísimo en el estudio de la ley penal.

 Da vergüenza, indignación y náusea vivir bajo la tutela (otro decir) de gentes de medio pelo que están poniendo a España (aunque ya no hacen más que culminar un proceso de desprecio general) a la altura de los países de la mente y de la mentalidad más pequeñas que quepa imaginar. Y todo, porque aquella Constitución que ha llegado hasta hoy fue precocinada con engaños y presiones cuarteleras en la sombra, justo para que los sempiternos dominadores de este país tuvieran las mejores condiciones para seguir sién­dolo.

 Quienes, todo hay que decirlo, como siempre, se frotan las manos son los medios de comunicación y los periodis­tas que les sirven de las cuatro cadenas principales y los pe­riódi­cos oficiales que van a la deriva. Medios y periodis­tas que no sólo no apaciguan la tensión existente sino que la ati­zan con su mediocridad, su impaciencia y su voracidad para obtener récords de beneficios esos dueños de ellas cana­llas y oportunistas  que contemplan el espectá­culo bo­chornoso desde paraísos fiscales o playas ca­ribeñas.

DdA, XIX/3640

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario