sábado, 16 de septiembre de 2017

CERVANTES, UNAMUNO, AZAÑA Y STEFAN ZWEIG EN EL ESCENARIO DE LA ABADÍA


Félix Población

El pasado día 7 se abrió la temporada en Madrid del Teatro La Abadía, que durante la temporada 2017-2018 ofrecerá hasta quince espectáculos, seis de los cuales han sido producidos o coproducidos por uno de los teatros que mejor cartel ofrecen año tras año. Aparte del retorno de Reina Juana, Yo, Feuerbach, He nacido para verte sonreír e Incendios, se anuncian en la programación algunos estrenos dignos de resaltar. 

Dentro del Horizonte Cervantes, se pondrán en escena Dos nuevos entremeses "nunca representados": El rufián viudo llamado Trampagos y La guarda cuidadosa.  La Abadía acogerá además la adaptación escénica de las crónicas de Azorín, con motivo del cincuentenario de su muerte, crónicas escritas en 1905, cuando el diario madrileño El Imparcial le envió a La Mancha para redescubrir y contar el camino que el ingenioso hidalgo cervantino recorriera. Eduardo Vasco aprovecha este texto narrativo, periodístico y poético, para convertirlo en una amena experiencia histórico-teatral. La ruta de Don Quijote podrá verse de 28 de septiembre la 15 de octubre.

También se pondrá en pie la primera adaptación teatral de una novela clave de la literatura española de posguerra, Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos, donde se refleja el sórdido, miserable y a la vez groteco Madrid de esa época y que ya fue versionada en su día para el cine. Con este montaje se estrenará en nuestro país el joven director Rafael Sánchez, actualmente vinculado al teatro municipal de Colonia (Schauspiel Köln). Del 26 de abril al 3 de junio. 

El escenario de La Abadía estará abierto asimismo para la Memoria Histórica con  José Luis Gómez a través de la palabra siempre reveladora de Miguel de Unamuno y Manuel Azaña:  Unamuno: vencer no es convencer será un monólogo intimista que nace de las cartas y poemas más tardíos del escritor y filósofo, junto al elocuente discurso contra la dictadura naciente que pronunció el 12 de octubre de 1936, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca. Sus últimos meses de vida antes de fallecer bajo arresto domiciliario, fueron un tiempo de reclusión, soledad y abatimiento. Tiempo de “desnacer”. Gómez también dará voz igualmente a Manuel Azaña, Azaña, una pasión española, a través de cartas, artículos, discursos y entrevistas del estadista e intelectual republicano, entre los que que espero no falten fragmentos de El jardín de los frailes. Del 14 de febrero al 4 de marzo.

Además, con motivo del septuagésimo quinto aniversario de la muerte del escritor austriaco Stefan Zweig, La Abadía ofrecerá dos propuestas dispares. Por un lado, 24 horas de la vida de una mujer -una de sus más leídas novelas- se representará como espectáculo musical de cámara bajo la dirección de Ignacio García y protagonizado por Silvia Marsó. Como contrapunto a este espectáculo, entre el 17 y el 27 de mayo, se abrirá el telón para el que promete mayor interés: Una hora en la vida de Stefan Zweig, donde se recrean, en clave de ficción, los últimos momentos del excelente escritor y su segunda esposa Lotte, mientras preparan, con calculada meticulosidad, todos los detalles de su suicidio. Sergi Belbel vuelve a unirse con el autor Antonio Tabares tras La punta del iceberg. Del 17 al 27 de mayo.

DdA, XIV/3636

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario