lunes, 21 de agosto de 2017

¿SE RESPETA A LAS VÍCTIMAS CON UNA MISA CATÓLICA SOLEMNE?

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie e interior


Albert Tugues

¿Por qué se ha celebrado con tanta rapidez una misa solemne en la Sagrada Familia, cuando aún se están identificando cadáveres y hay muchos heridos y familiares en los hospitales de Barcelona?, pregunta la sobrina de la peluquera.
Se ha celebrado una ceremonia religiosa muy espectacular, con honores de Estado y pompa católica y cardenalicia, pero me pregunto, ¿todas las víctimas eran católicas, todos los heridos y sus familiares son católicos?, pregunta el politólogo del barrio.
Se hubiera podido celebrar en el que fue llamado Centro Ecuménico Abraham, aquella iglesia que se construyó en la Villa Olímpica, oficiando una ceremonia entre religiosa y laica, con menos obispado católico y más representantes de todas las religiones, una ceremonia más sencilla y sentida, apunta la vidente.
La hija de la bibliotecaria lee en el móvil: “Ubicada donde termina la Villa Olímpica y comienza el barrio del Poblenou, la actual parroquia de la Villa Olímpica fue construida por el arzobispado de Barcelona con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, como centro de servicios religiosos para los delegados y atletas de tal evento, donde se daba cabida a católicos, protestantes, budistas, islámicos y judíos por igual.”
Es una iglesia muy pequeña y poco vistosa comparada con la majestuosidad de la Sagrada Familia, replica la cuñada del dentista.
Estamos en verano, ¿no?, se hubiera podido celebrar en el exterior, alrededor de esta pequeña iglesia, sin tanta pompa y mitrado, indica la dueña del bar.
Ustedes siempre poniendo palos en las ruedas, como los de la CUP y otros comunistas, criticando a la monarquía católica, al gobierno y a los cardenales y obispos, ¡y al pobre Gaudí!, hagan lo que hagan, contesta la fiscal del barrio, que no es fiscal, sino vecina que fiscaliza en el bar.
¿Quién ha hablado del pobre Gaudí, el arquitecto catalán al que tanto utilizan todos, incluido el Vaticano, pare vender y vendernos mejor?, replica la nieta del anarquista.
¡Todo es turismofobia, desacato, secesión, gamberrismo catalanista y comunista!, exclama la cuñada del dentista.
¿Respeto a las víctimas, a los heridos y a sus familiares?, pregunta finalmente la sobrina de la peluquera.



DdA, XIV/3616

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario