sábado, 22 de julio de 2017

SOBRE EL CARRIL BICI SALAMANCA-CABRERIZOS

Punto de arranque del carril en la glorieta Antonio Machado
Félix Población

Con manifiesto retraso para quienes lo veníamos demandando desde hace años, el Ayuntamiento de Salamanca habilitará para el año que viene un carril bici de doble dirección con Cabrerizos, según acabo de leer en este mismo periódico (La Crónica de Salamanca).

Gracias a un presupuesto que superará un poco el medio millón de euros, la capital de la provincia quedará así unida a pedal con una de las localidades más pobladas de su entorno, a la espera de que la misma obra sea acometida por el Ayuntamiento de Cabrerizos en su término municipal. De ese modo es posible que muchos de los ciudadanos y ciudadanas que ahora utilizan el vehículo propio para desplazarse a Salamanca -muchos de ellos de modo individual -, se decidan por hacer el saludable ejercicio de mover las piernas y sanear al mismo tiempo el corazón, con el consiguiente descenso de tránsito automovilístico en la ciudad, una menor contaminación atmosférica y un no menos recomendable ahorro económico en combustible y aparcamiento.

Quienes utilizamos desde hace tiempo la bici para este tipo de desplazamientos, sabemos de los inconvenientes que tiene la ciudad del Tormes para el uso continuado de nuestro vehículo, pues los carriles existentes en el núcleo urbano no facilitan en su mayoría ese tipo de recorrido. Sería de agradecer, por lo tanto, que la comunicación con Cabrerizos permitiera que se tuviera en cuenta lo más pronto posible el acceso en bicicleta hasta el centro de la ciudad, sin que el usuario de este tipo de transporte tenga que apearse cada poco por los cortes de carril a lo largo del trayecto.

Si no fuera así y no se habilitaran también más puntos de aparcamiento para bicicletas -contando con la posibilidad de un deseable incremento de ciclistas en la capital-, temo que hasta los más predispuestos ciudadanos a utilizar la bicicleta entre Salamanca y Cabrerizos, a través de la nueva ruta a pedal, no se decidirán a ello. Sobre todo si se tiene en cuenta -para desgracia del planeta azul- el precario nivel de concienciación ecológica que caracteriza a la mayoría.

DdA, XIV/3590

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario