miércoles, 26 de julio de 2017

LAS FOTOS DE LA MASACRE FASCISTA DE FERNÁN NÚÑEZ

Fotografía de Santos con los presos brazos en alto antes de ser fusilados.
Fotografía de Santos con los presos brazos en alto antes de ser fusilados.


Félix Población

Leo en Cordópolis que gracias al interés tomado en ello por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha sido posible identificar la fecha y lugar en que fue tomada esta imagen. Ocurrió el 25 de julio de 1936 y fue publicada en el diario gráfico de Córdoba La Voz casi un mes más tarde, con la firma de un fotógrafo de esa ciudad, un tal Santos. El texto que la acompaña es sumamente explícito: “Nuestra foto de hoy muestra un detalle de la limpia de marxistas que realizan las fuerzas que luchan por España en los pueblos. Una columna de Córdoba, al llegar a una población de la provincia, en sus cercanías, detiene a grupos de fugitivos marxistas que huyen a la llegada del Ejército, buscando en la huida la impunidad de sus crímenes. Las fuerzas al servicio de la Patria están dando pruebas de un alto espíritu valeroso, de una heroicidad extraordinaria y de una magnífica disciplina”. 

Una vez dada a conocer en las redes sociales esa imagen, cuyo alto valor documental es incuestionable, los historiadores Francisco Moreno Núñez y Arcángel Bedmar ubicaron la instantánea en la localidad de Fernán Núñez. Arcángel Bedmar afirma en un extenso reportaje histórico que ese día una columna de voluntarios y falangistas apoyados por militares partió de Córdoba.  El municipio más cercano a la ciudad por la antigua carretera de Málaga (hoy la N-331, que sigue teniendo el mismo trazado que entonces) era Fernán Núñez. Ahí llegó una columna que en unas horas venció la escasa resistencia armada del pueblo y que rápidamente comenzó una feroz represión. Al menos 53 personas fueron fusiladas ese mismo día (incluidas mujeres embarazadas). 

Hubo un centenar de detenidos y encarcelados. No se salvaron de la represión ni el director ni algunos redactores del periódico republicano La Voz, incautado por las tropas golpistas. El periodista Antonio Villarreal, a base de investigar en la colección de ese diario,  dio con el lugar exacto de las ejecuciones, según sigo leyendo en la información publicada por Alfonso Alba"En 81 años -escribe Alfonso Alba en Cordópolis- el paisaje de Fernán Núñez ha cambiado mucho. En las dos imágenes puede observarse, de fondo, un olivar. En primer plano están la carretera, algunos vehículos aparcados y una especie de era donde se solía aventar el trigo. De fondo, a la izquierda, un gran edificio, una construcción singular que, desgraciadamente, ha cambiado mucho hoy. Es la ermita del Calvario. Hoy ya no hay una era ni es visible el olivar del fondo. En su lugar, una tienda de muebles tapa parte de la visión de la actual ermita, muy reformada después de que sufriese ruina en varias ocasiones. Hoy, junto a la carretera, hay un ramo de flores. No es por las víctimas de aquel día, sino por un accidente de tráfico que desgraciadamente también ha regado esas cunetas de sangre". 

¿Cabría la posibilidad de dejar constancia de esa masacre, periodísticamente documentada, para que de la misma quede memoria después de haber pervivido en silencio en la intrahistoria de esa localidad cordobesa durante más de ochenta años, de los que cuarenta corresponden al vigente periodo democrático? ¿No sería lo propio de cualquier régimen de esta naturaleza hacerlo al cabo de tanto tiempo, una vez constatados tan fehacientemente los hechos?




La imagen, con los vehículos aparcados en la carretera de Málaga | SANTOS
















DdA, XIV/3593

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario