viernes, 28 de julio de 2017

ESCOMBRERAS Y BASURALES EN EL CORDEL DE MERINAS

Foto FP

Félix Población
 
Creo recordar que treinta de los cien kilómetros del Cordel de Merinas, la vía de tránsito de ovejas de esa raza que se empleaba entre Salamanca y el mercado de Medina del Campo, discurren por nuestra provincia. Solo por lo que económica e históricamente representó en su día para la región, debería tenérsele a ese camino un cierto respeto. (Se le llama cordel por tratarse de una vía pecuaria que no sobrepasa los 37,50 metros de anchura).

Quienes tenemos ocasión de circular por esa ruta en nuestros trayectos ciclistas o andariegos venimos observando, desde hace muchos años, que hay gentuza capaz de verter en su trayecto basuras diversas y deshechos múltiples, sin reparar en que la ciudad dispone desde hace mucho tiempo de los llamados Puntos Limpio.

Los escombros ilegales, arrojados por ciudadanos sin escrúpulos y merecedores de residir en pocilgas a su imagen y semajanza, perduran en el Cordel de Merinas a pesar del convenio de colaboración existente para su limpieza y acondicionamiento. Ese convenio no es de ahora. Se aprobó hace más un año, entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y los Ayuntamientos de Salamanca, Cabrerizos y Moriscos, sin que al día de hoy se sepa si ha sido firmado, tal como denunció Podemos (Cabrerizos). También se desconoce –según ese mismo partido- si se han llevado a cabo las acciones y obligaciones señaladas en el citado convenio y, en su caso, cuál es el estado de ejecución de las mismas.

Lo evidente es que si se transita por el viejo camino que discurre al pie del ferrocarril y bien a la vista de sus pasajeros, nos seguiremos encontrando con un basural propio de un país tercermundista y unos ciudadanos que deberían ser rigurosamente sancionados por su indecencia. Porque no todo es negligencia por parte la administración cuando este tipo de guarradas saltan a la vista y enlodan nuestro entorno ambiental. 

DdA. XIV/3595

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario