viernes, 2 de junio de 2017

SÁNCHEZ ESTÁ TAN CERCA DE LOS VOTANTES DE PODEMOS QUE SE ABSTIENE

 Igual Sánchez vuelve a preferir los modales de Rivera

Félix Población

Ha dicho Felipe González, máximo adversario entre los históricos del PSOE de Pedro Sánchez como candidato a la secretaría general de su partido, que ahora toca estar con Sánchez como secretario general de ese partido. Y ha dicho Pedro Sánchez, que no apoyará la moción de censura a Mariano Rajoy planteada por Unidos Podemos, que se siente muy cerca de los votantes de Podemos. 

Con una declaración de esta índole, el recuperado líder del Partido Socialista viene a sugerir que su objetivo a partir de ahora se va a centrar en un intento por ganarse a los votantes del partido morado, aun a sabiendas de que esos votantes apoyan la moción de censura de Unidos Podemos, ante la que el PSOE de Sánchez, como el PSOE de la comisión traidora, posiblemente se abstenga.

La actitud del renovado secretario general, con titulares como el que ayer publicaron los medios, viene a indicar bastante a las claras que, en lugar de reaccionar con la determinación que sería exigible a las indecencias de los últimos casos de corrupción que afectan al partido en el Gobierno y al grave quebranto que ha sufrido la cúpula del poder judicial, a Pedro Sánchez lo que le importa es combatir a Podemos con titulares tan inverosímiles. 

Para ello ha vuelto a insistir, como hizo en su día aquel compañero suyo afín a la baronesa andalusí, en “disparar” al máximo líder del partido morado, Pablo Iglesias, con quien dice no compartir modales y al que culpa falazmente de haber impedido el nombramiento de un presidente del gobierno socialista, aunque ese presidente hubiera pactado previamente con las nuevas generaciones del Partido Popular (Ciudadanos), tal como don Pedro calificaba a la marca blanca del PP. 

Es muy posible que Sánchez se haya creído que, al haber sido elegido por la militancia frente al añejo peso del aparato, ya está en disposición de volver a ser el que Felipe González quiere apoyar. Se equivocaría fatalmente si para ganarse ese apoyo pretende promover fisuras en Podemos o cuestionar a su líder de un modo tan necio y en unas circunstancias como las actuales.

No debe olvidar Sánchez que todos los candidatos a la secretaría general que contaron con el respaldo de González acabaron derrotados. A derrota suena una afirmación como la comentada, cuando se hace además al tiempo que se plantea una abstención de su partido a la moción de censura que todos los votantes de Unidos Podemos y muchos del PSOE aprueban, y cuya razón de ser cada día avalan más los hechos.

DdA, XIV/3553

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario