domingo, 28 de mayo de 2017

BALTASAR GARZÓN, EN SALAMANCA, CONTRA EL MEDALLÓN DE FRANCO

GARZÓN APOYÓ EN SALAMANCA LA ELIMINACIÓN
DEL MEDALLÓN DE FRANCO

El exjuez Baltasar Garzón visitó Salamanca este domingo para apoyar un acto cívico aque tenīa por objeto la retirada del medallón de Franco de la Plaza Mayor. Este Lazarillo teme muy mucho que esa mayoría del Ayuntamiento de Salamanca, a la que se refiere el exjuez, encabezada por el alcalde Manueco (PP), dilate todo lo posible la eliminación de la efigie del dictador, nueve años después de aprobada la Ley de Memoria Histórica  y una vez dada luz verde por la Comisión Territorial de Patrimoniopara que se proceda a la retirada. El medallón sigue ahí. Baltasar Garzón ha propuesto en su breve intervención sustituir el medallón con la cara de Franco por un símbolo en recuerdo de las 12 personas asesinadas en la Plaza Mayor de Salamanca el mismo día en que se produjo el golpe de Estado, sin que en la ciudad se hubiera dado resistencia alguna. "Ese símbolo -dijo- valdría más que todo el pabellón monárquico junto de la plaza". Recomendable en relación con la Memoria Histórica el artículo de Fallarás que publica CTXT: El ministro de Defensa en 2004, José Bono, puso a desfilar con las Fuerzas Armadas a un falangista junto a uno de los españoles que liberó París de los nazis: El día [en] que Bono rindió honores al fascismo.



Garzón, que estuvo a punto de cancelar su visita por motivos personales, recordó que existe una ley de la memoria histórica desde 2007 “que es necesario cumplir para que desaparezcan las dificultades que se ven con demasiada frecuencia, más a nivel nacional que local, por el Gobierno del PP que tiene una especial fijación en incumplir esta ley”.

Considera que desde 2007 “ha pasado tiempo suficiente para que estuviera cumplida y no tener que hacer actos como este para excitar el ánimo del ayuntamiento para que retire el medallón, porque una mayoría de este ayuntamiento no quiere cumplirla y eso no tiene demasiado sentido”.

Recordó que la iniciativa cívica en la que participó este domingo en la Plaza llega después de una sentencia y de un acuerdo del pleno del Ayuntamiento de Salamanca, un consistorio “que no ha estado todo lo diligente que tenía que ser y se dilata demasiado el cumplimiento de la ley de la memoria histórica para la retirada de los símbolos de la dictadura, y el medallón de Franco es uno de esos símbolos que identifican una época no buena para España y en la que hubo 114.000 desaparecidos. Por eso es necesario recordarlo y recuperar la memoria para que las familias se sientan protegidas”, comentó.

El acto fue presentado por el humorista salmantino Quequé, y además de intervenciones políticas, hubo actuaciones musicales.

DdA, XIV/3548

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, publique un comentario